ZEC prevé invertir cerca de 4 millones para que en 2019 haya más de 140 km de carril bici

Vía Universitas, Violante de Hungría y la calle Rioja tendrán vía ciclista el año que viene. El presupuesto actual reserva más de 700.000 euros para construir estas infraestructuras.

El colectivo Pedalea organizó una bicicletada que partió del puente de Hierro.
El colectivo Pedalea organizó una bicicletada que partió del puente de Hierro.
Aránzazu Navarro

Lo han dicho por activa y por pasiva, pero llega el momento de echar cuentas. El Gobierno de ZEC insiste en que su política de movilidad pasa por fomentar "los desplazamientos eficientes y sostenibles" y, en consecuencia, por la construcción de carriles bicis. El Ayuntamiento confía en que para 2019 todas las grandes arterias de la ciudad cuenten con vía ciclista y, si actualmente la malla de carril bici se extiende a lo largo de 120.338 metros, para el final de mandato, de aquí a tres años, podría ampliarse hasta los 140 kilómetros.

Para ello se maneja que haría falta un presupuesto estimado de cerca de 4 millones de euros en toda la legislatura, dado que el precio medio por kilómetro de un carril bici de calidad ronda los 200.000 euros. El impulso que se pretende para los próximos tres años requerirá, al menos, que la inversión anual en materia ciclista no descienda de los 700.000 euros con los que cuenta el Ayuntamiento este 2016 en el área de Infraestructuras. A estos, se suman otros 100.000 en Movilidad para mantenimiento de las vías ciclistas y 50.000 más para el Observatorio y programas de dinamización.Tres líneas de trabajo

La concejal de Movilidad, Teresa Artigas, apunta que "es más importante la calidad que las intervenciones que la cantidad", porque todos sabemos de ejemplos de carriles que no son realmente útiles para los desplazamientos urbanos diarios. Artigas insistió en el pasado Día Mundial de la Bici en las tres prioridades en las que trabaja el Gobierno. Por un lado, el citado incremento la red de carriles bici, que ha avanzado en los últimos meses con las obras del puente de Hierro o del tramo final de Tenor Fleta. Por otro lado, la intención es acabar con las confusiones en el reglamento y decidir también cómo se señalizan las calles semipeatonales del Casco o con la propuesta de incluir un carril por el Coso Alto. Por último, el Ayuntamiento quiere ampliar la red de estaciones ‘bizi’ a barrios como San José o Torrero para lo que –cuentan– ya se está negociando con la empresa gestora del servicio (Clear Channel). El servicio se ofrece a cambio de la explotación comercial de soportes publicitarios como ‘mupis’, marquesinas o vallas, y la actual crisis publicitaria está complicando la ampliación de estaciones que, en todo caso, sería "paulatina y progresiva".

Uno de los ases que se guarda en la manga el área de Movilidad es la incorporación de un carril bici que unirá el parque Grande con la Estación Delicias. Según avanzó Artigas, en las próximas semanas se comenzará a redactar un proyecto "muy ambicioso", cuyas obras no finalizarán hasta el que viene. "Es un carril de muchísima envergadura y seguramente habrá que hacerlo por fases", explicó la edil. La nueva vía –que sumará más de 5 kilómetros– transcurrirá por la calle Rioja, Vía Universitas y Violante de Hungría, pero aún no se ha decidido su diseño:puede ser unidireccional (por ambos lados de la calzada), bidireccional o, incluso, innovar (como ya se hizo con el singular anillo de la plaza de Europa) y trazarse por la mediana.

Otra de las obras más importantes que se afrontarán en los próximos meses –de hecho, ya está en marcha– es la del paseo de la Constitución, para las que se han reservado unos 200.000 euros del presupuesto. No solo consiste en la implantación de carril bici a cota de calzada –restando espacio a los coches– sino que implican también la renovación de canalizaciones y la adecuación del bulevar central. Esta semana ya se puede ver cómo quedará trazada la vía ciclista, puesto que se ha acabado el tramo que llega hasta la calle de Arquitecto Yarza por detrás del edificio de Ibercaja. Para cumplir con el compromiso adquirido de que las grandes arterias de Zaragoza cuenten en 2019 con una vía ciclista (previstas en el Plan Director de la Bicicleta) habrá que abordar puntos que hasta el momento se consideran problemáticos como pueden ser las avenidas de San José y de Navarra, los paseos de María Agustín y de Pamplona o la ya citada zona de Vía Universitas.San Juan Bosco y Gómez Laguna

La intención del gobierno municipal, cuando se cierre la conexión del parque Grande a la estación Delicias, es comenzar a hablar sobre el carril del paseo de Pamplona. A este, según una cronología germinal, le seguirán por este orden las actuaciones en San Juan Bosco, Gómez Laguna, Duquesa Villahermosa y Pablo Picasso, con la pretensión de unir el Actur con el Picarral. Además, también se prevé que a más largo plazo se pueda introducir vía ciclista en Cesáreo Alierta, como prolongación a la que ya trabaja en Constitución, donde se procura también al integrar la implantación de un carril bus-taxi y la mejora de la continuidad peatonal.

El colectivo Pedalea, por su parte, reclama que se solventen las trabas para que las bicis puedan circular sin problemas por la traza del tranvía entre la plaza de España y las Murallas: "Tiene que darse ya una solución porque ahora mismo estas calles del Casco suponen un agujero en la movilidad ciclista en el corazón de la ciudad", que no es todo lo permeable que debiera.

Además, el Ayuntamiento también prevé mejoras en algunas infraestructuras ya existentes como la terminación de la avenida de Alcalde Caballero, algunos arreglos en la zona de Los Enlaces o la conexión del carril de Vía Hispanidad con el Tercer Cinturón.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión