Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Tercer Milenio

Nieves: "Fui reportero de guerra y la ciencia me ayudaba a desintoxicarme"

Pionero del periodismo científico en España y colaborador habitual del programa 'Cuarto Milenio', José Manuel Nieves cree que la ciencia busca respuestas a las grandes preguntas de la humanidad.

José Manuel Nieves, este lunes en Zaragoza.
José Manuel Nieves, este lunes en Zaragoza.
C. Delgado

José Manuel Nieves es uno de los pioneros del periodismo científico en España. Desde las páginas del diario ABC, y desde su blog, analiza para los legos los grandes avances de la física, la astronomía o la bioquímica. Pero además, colabora de forma regular con el programa de televisión 'Cuarto Milenio', donde, en la mesa de debate, trata de dar explicaciones racionales a los grandes misterios que aborda el equipo de Iker Jiménez. Este lunes estuvo en Zaragoza para hablar con Mari Cruz Soriano en el ciclo 'Charlas con Valor, que patrocinan Telefónica y Caixa Bank.

Le veo, y empiezo a pensar en conspiraciones, alienígenas y oscuros misterios…

¡Me pasa mucho! Aunque en realidad yo represento las explicaciones científicas a lo desconocido, lo contrario al misterio.

¿Por qué somos tan conspiranoicos y aceptamos explicaciones irracionales a lo que no entendemos?

Somos curiosos. Si no tenemos una explicación lógica y racional, buscamos lo que sea, lo que tenemos más a mano.

Y nos falta formación científica…

Mucha. Pero además es contradictorio, porque faltan conocimientos científicos, pero luego a la gente le encantan las noticias de ciencia. Siempre están entre las más leídas de los periódicos. De hecho, en enero de 2015, por ejemplo, cuando repasamos la lista de las 10 más vistas del año, seis eran temas míos.

Bueno, esa es la labor del periodismo científico, hacer esos temas asequibles al gran público.

Claro. Porque con estos temas pasa algo curioso. Todo el mundo se siente autorizado a hablar de cine, de fútbol… pero no pasa con los temas de ciencia. Lo veo en las reuniones de redacción en el periódico: se comenta todo, se habla de todo, hasta que me toca a mí. Entonces nadie opina.

Es que no es fácil. Hay que estar al día en temas médicos, investigación espacial, tecnología, física… ¿Cómo consigue usted saber de todo?

No es tan complicado, sobre todo si lo vives como un ‘hobby’. Hay conceptos básicos que todo el mundo debería conocer. A partir de ahí, solo hay que saber 'colocar' los nuevos conocimientos en su lugar y entonces es sencillo entenderlos.

¿El problema arranca ya en la escuela?

Sí, pero también es clave el interés de cada uno. Hay una barrera que, de entrada, frena a mucha gente, pero cuando te pone a ello descubres que es menos complicado de lo que parece.

¿Ya le gustaba la ciencia antes de estudiar periodismo o la descubrió después, en su trabajo?

Siempre me ha gustado. Durante unos años fui corresponsal de guerra. Y la ciencia me servía para pensar en otra cosa, para desintoxicarme, aunque en los 90, que me interesaran estos temas me convertía en un bicho raro. Poco a poco, fui aparcando lo otro para dedicarme por entero al periodismo científico. 

¿Y nunca se planteó estudiar una carrera de ciencias?

No, porque te obligan a especializarte. Si le preguntas a un científico muy experto en la membrana celular por el núcleo de la célula, puede que no sepa gran cosa. Y yo prefiero el espíritu de los sabios del Renacimiento: saber un poco de todo y relacionar esos conocimientos.

Pero no le interesará todo por igual. ¿Qué rama científica es su favorita?

Mis favoritas son tres: física, astronomía y paleontología. Las tres, como la ciencia en general, buscan respuestas a las grandes preguntas de la humanidad: ¿por qué estamos aquí? El día que lo sepamos, se acabará la ciencia.

¿Y hay algún campo desconocido que le intrigue especialmente?

Estamos a las puertas de una física nueva, y nadie sabe lo que va a ser. Eso me interesa mucho. En realidad, lo que más me atrae es la línea que separa lo que sabemos de lo que no. Me gusta más la ciencia teórica que sus aplicaciones posteriores, porque la teoría es lo que empuja y lo que permite nuevos descubrimientos.

Trabaja en prensa escrita, en internet, en televisión, en la radio… ¿es muy diferente el periodismo en un medio y otro?

Cuando tienes algo que decir, da igual cómo lo digas, así que no creo que haya grandes diferencias. Se trata de lograr que alguien que se enfrenta a algo que no entiende, y que cree que no va a ser capaz de entenderlo, lo consiga. Y es muy satisfactorio, porque cuando lo haces esa persona gana en autoestima y en seguridad.

Confiéseme una cosa, ¿nunca le han dado ganas de pegar a alguien en una tertulia de 'Cuarto Milenio'?

Nunca. Me caliento, porque tengo que escuchar cada cosa… pero sobre todo me divierto mucho. Y a veces las discusiones siguen detrás de las cámaras, pero nunca hemos llegado a más.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión