Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La miniferia se cierra con un concurso ganadero sin premio

Manuel Escribano cortó la única oreja de una decepcionante corrida.

Par de banderillas de Manuel Escribano.
Par de banderillas de Manuel Escribano.
A. Navarro

Que ningún toro resultase premiado define lo que fue la concurso: un desierto de bravura. Una frustrada búsqueda del comportamiento ejemplar en los tres tercios. Los seis que saltaron al ruedo de la Misericordia exhibieron más defectos que virtudes de los encastes que representaban.

Los hubo de todo tipo. Ni uno para el recuerdo. Lo más potable le tocó en suerte a Manuel Escribano. Su primero, Mimoso, manseó en el caballo y permitió profundos pases por el derecho y hacia fuera, donde cobró una estocada trasera reconocida con oreja. Con Tostadino, el que cerró plaza, no se acopló. Silbado de entrada por su reducida silueta, el de los Maños aparentó ser bravo en el caballo y planteó su particular guerra después.

También Selectivo II, banal donde los haya. Se estrenó con él Rafaelillo, entre cabezazos y miradas. Más emoción transmitió Sombrerillo, cárdeno bragado de Adolfo Martín que, aunque al paso, se arrancó con fuerza y prontitud al caballo del reconocido Juan José Esquivel.

Seguidamente, fue Ivan García (mejor lidiador) quien recibió una sonora ovación por dos soberbios pares de banderillas. Se los sopló a otro Mimoso, que correspondió a Paulita. El aragonés se enfrentó a lo peor del encierro. Si complicado fue el quinto, mucho más Ferroviario, cuadri de 647 kilogramos. Perdió las manos en repetidas ocasiones y cualquier opción se truncó cuando, a la salida de un muletazo, se lastimó la pata.Bases y premios

La gran novedad de esta edición de la corrida concurso fue la supresión de la única raya que se pintaba para delimitar la suerte de varas. Fue sustituida por otras (en la zona de contraquerencia del toro) a 6, 9, 12 y 15 metros de la barrera y como referencia para los lidiadores.

El premio al mejor toro quedó desierto, al entender el jurado que ninguno reunió las características que definen al toro bravo. Juan José Esquivel fue distinguido como mejor picador e Iván García como mejor lidiador.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión