Despliega el menú
Zaragoza

Los afectados por las riadas del Ebro reclaman a la DGA 2,4 millones de euros

Otra de las quejas de los afectados fue el hecho de que nadie les haya especificado cómo equilibrar en la declaración de la renta las inversiones realizadas para subsanar los daños de la riada durante 2015.

La junta directiva de Asafre, ayer en la rueda de prensa en el Centro de Natación Helios.
La junta directiva de Asafre, ayer en la rueda de prensa en el Centro de Natación Helios.
José Miguel Marco

La Asociación de Afectados por las Riadas del Ebro (Asafre) exigió ayer al Gobierno de Aragón el pago de los 2,4 millones de euros pendientes por 200 expedientes relacionados con la crecida del río en 2015 y que todavía están sin resolver.

El presidente de la entidad, Alfonso Barreras, ofreció una rueda de prensa en el Centro de Natación Helios –nuevo socio de Asafre– en la que alertó de que están empezando a surgir "enfrentamientos entre el funcionariado y los afectados" a propósito de lo que les adeuda la administración por los trabajos de reparación acometidos tras las avenidas extraordinarias del año pasado. Denunció la "pasividad" que muestran los empleados públicos en pagar unas ayudas "aprobadas y certificadas" por el propio Gobierno aragonés. De hecho, ante la falta de avances Barreras anunció que "acabarán ante los tribunales" para conseguir que les abonen los 2,4 millones de euros.

Fuentes del departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad negaron que esté pendiente ese abono de 2,4 millones de euros y detallaron que, salvo expedientes puntuales, ya se han hecho todos los pagos por los daños de las riadas del Ebro de 2015.

No fue el único problema sobre el que los afectados por las riadas llamaron la atención. Explicaron que nadie les ha detallado cómo equilibrar en la declaración de la renta las inversiones que han acometido para subsanar los daños de la riada durante 2015. Además, afirmaron que Agroseguros les está cobrando un recargo del 150% por lo sucedido el año pasado. "Con todo esto, tendremos que empezar a plantear marcharnos" de los terrenos afectados, resumió Barreras.

Por todo ello, desde Asafre volvieron a reclamar la formación "de urgencia" de una mesa de afectados de la cuenca del Ebro para "buscar entre todos soluciones viables y con críticas constructivas". En dicha mesa piden que estén representados la propia asociación, la Confederación Hidrográfica del Ebro, el Inaga, el Ministerio de Medio Ambiente, la DGA, las Cortes de Aragón y el Gobierno central.

En ese sentido, Alfonso Barreras recordó que el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, no les recibe desde el pasado octubre. "Su agenda está muy ocupada y no debemos de ser de mucha importancia", ironizó el presidente de Asafre, que pidió públicamente a Olona una nueva reunión en la que explicarle "el sentir" de los afectados.

Etiquetas
Comentarios