Zaragoza
Suscríbete por 1€

Quero reduce su propuesta de transparencia a grabar los plenos y emitirlos por internet

Su borrador de reglamento de la DPZ se limita a cambios de procedimiento, sin abrir la institución ni mejorar su control.

El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), el socialista Juan Antonio Sánchez Quero, no ha incluido ni una sola medida para mejorar la transparencia y la participación en su institución ni para regular el gasto de los grupos políticos, como reclama Ciudadanos, en su propuesta de modificación del reglamento orgánico de la DPZ. El documento, remitido a los grupos políticos, se limita a recoger cambios en los procedimientos relativos a los plenos y a defender la grabación de las sesiones para colgarlas en el portal de transparencia como "video-actas". Igualmente, quiere que las sesiones se puedan seguir por "streaming en tiempo real", algo que hacen las Cortes de Aragón desde hace cinco años.

La "propuesta de la Presidencia" se reduce a tres folios y su contenido tiene poco que ver con la postura mostrada por Sánchez Quero el pasado miércoles, cuando dijo que había presentado un borrador con novedades en materia de participación, transparencia, incompatibilidades y dedicación parcial o exclusiva de los diputados. Poco o nada de ello se refleja en el documento, por lo que tendrán que ser ahora los partidos los que hagan sus aportaciones en la reunión monográfica convocada para el próximo día 27.

En el preámbulo del documento, Sánchez Quero sí reconoce que el reglamento vigente, que se remonta a 2004, debe ser "adaptado a las nuevas disposiciones de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno". Cita expresamente la ley estatal aprobada en 2013 y obvia la autonómica, de 2015, más ambiciosa, pero no explica cómo pretende ajustarse a la normativa vigente.

De hecho, el presidente de la DPZ se ciñe a plantear cambios de procedimiento, en la línea de la ley aprobada el pasado octubre. "En este orden de cosas, procede modificar el reglamento orgánico, en cuanto atañe al funcionamiento de los órganos colegiados, especialmente a su convocatoria, puesta a disposición de los expedientes, la extensión de las actas, así como la grabación de los plenos provinciales y su difusión".

La modificación que propugna Sánchez Quero se reduce a seis propuestas. Las dos primeras, para que las convocatorias de las sesiones y la puesta a disposición de los expedientes y de la documentación se haga por vía telemática. Otra también recoge que las votaciones ordinaria se hagan electrónicamente.

La única novedad reseñable es la de utilizar las grabaciones de los plenos como actas, que junto a la transcripción "sucinta" de los acuerdos se podrán consultar en el portal de transparencia de la institución. Igualmente, se podrá seguir por internet el desarrollo de las sesiones.

Otro de los puntos, el más extenso, se dedica a la reforma del reglamento en lo concerniente a la determinación y contenido del orden del día de las sesiones de la DPZ. En este apartado incluye la potestad de los diputados de formular preguntas por escrito, que se deberán contestar en el pleno si se registran con 24 horas de antelación a la sesión. No obstante, el destinatario podrá aplazarlo su respuesta a la siguiente sesión.

Fuentes oficiales de la DPZ aseguraron ayer que la propuesta del presidente es un "borrador de trabajo" y, por tanto, "abierto" a las aportaciones del resto de grupos políticos. Y defendieron su propuesta de modificación del reglamento con el doble argumento de que plantea su "actualización" para ajustarse a la legislación vigente y recoge "aportaciones de reglamentos más modernos de otras instituciones".

El control del gasto

Lo que aún está por ver es si la reforma del reglamento incluirá la propuesta de control del gasto de los grupos políticos de la DPZ, planteada en una moción del ya exdiputado de Ciudadanos Mariano Marcén y que se retiró del orden del día del último pleno, celebrado el pasado miércoles. La portavoz del grupo, Elena Martínez, justificó la decisión en el "voto de confianza" que pretendía dar al presidente y dado que estaban convocados a una reunión a finales de mes para hacer aportaciones a la propuesta.

La portavoz de Ciudadanos no aclaró si recuperará la moción en el caso de que no se regulen más detalladamente los gastos, tal y como pretendía Marcén. De hecho, esta era una batalla personal del también alcalde de Villanueva de Gállego desde que accedió a la institución provincial, ya que se negaba a que el dinero pudiera ser controlado por el partido y eso le llevó a enfrentarse a la dirección. Su lucha acabó con su renuncia en el pleno del miércoles.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión