Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El Ayuntamiento compensará a los abonados por la huelga del autobús, pero no al resto de usuarios

Los técnicos descartan una bajada lineal del billete y estudian colocar más postes e instalar rampas. Los paros han permitido ahorrar más de 3 millones, pero generarán un coste por los usuarios perdidos.

Las medidas pretenden mejorar el servicio y compensar a los usuarios.
Las medidas pretenden mejorar el servicio y compensar a los usuarios.
Aránzazu Navarro

El Ayuntamiento ha cerrado el estudio técnico que permitirá ahora decidir cómo se va a compensar a los usuarios del bus por el efecto de la huelga. Los paros parciales han permitido al Consistorio obtener un importante ahorro durante cuatro meses y, por unanimidad, todos los grupos aprobaron reinvertirlo en el servicio y en los sufridos viajeros. Económicamente, se compensará a los usuarios que tengan bonos temporales, pero está casi descartado hacer una bajada lineal del billete, como propuso CHA en su día. Además, también se valoran como muy probables la compra de postes de información dinámica para las paradas y de rampas de acceso a los buses para personas con movilidad reducida. No obstante, el Gobierno de ZEC quiere consensuar estas medidas con la oposición.

El informe que han elaborado los técnicos de Movilidad cifran en unos 3 millones el ahorro que la huelga ha supuesto para el Ayuntamiento. El Consistorio paga a Auzsa por kilómetro realizado, por lo que la factura se redujo sensiblemente durante los meses de paros. Sin embargo, el informe también advierte de que ahora se va a dar otro fenómeno, este perjudicial para las arcas municipales. Ahora los autobuses ya recorren el número habitual de kilómetros, pero el servicio tiene menos usuarios, debido al efecto negativo que han tenido estos cuatro meses con un servicio deficiente, en los que muchos han podido cambiar de hábitos para moverse por la ciudad.

De hecho, el servicio ha perdido un 9,3% de viajeros. Como resulta complicado saber cuántos volverán a usar el bus y cuántos no, los técnicos hacen una estimación que oscila entre una caída del 1% y otra del 5%. Esta pérdida de viajeros supondría entre 288.315 y 1.441.557 euros para el Ayuntamiento, respectivamente.

A partir de ahí, los técnicos han estudiado a dónde se podrían destinar los ahorros que se generen. Hay unanimidad en que los abonados deben ser los que reciban las primeras compensaciones. Aunque aún no se ha decidido cómo se hará la devolución, el informe sí hace la estimación de que supondrá 493.216 euros.

Sin embargo, más difícil parece compensar al resto de usuarios. En su día, CHA planteó una rebaja de 13 céntimos en todos los títulos de transporte durante el mismo tiempo que durara la huelga. Sin embargo, se calcula que su coste supondría 2,3 millones de euros, por lo que los ahorros obtenidos podrían ser insuficientes, incluso sin incluir las compensaciones a los abonados. Si la bonificación se aplicara durante un mes, el coste sería de 583.440 euros.

Mejoras en el servicio

Otra de las opciones que el Gobierno de ZEC valora implantar es la de colocar más postes de información dinámica en las paradas, que mejora la accesibilidad al servicio, especialmente a las personas con discapacidad visual. Auzsa tiene la obligación de instalar 300 durante los próximos años –actualmente solo hay 190–, y los técnicos proponen destinar 373.905 euros en colocar este mismo año 50 más.

El Gobierno municipal también ve con buenos la posibilidad de destinar parte del dinero a instalar rampas de acceso a los autobuses para personas con movilidad reducida. Actualmente hay 90 unidades que no las tienen, lo que genera numerosas quejas entre las personas que se tienen que desplazar en silla de ruedas. Los técnicos dicen que hay vehículos que, por su antigüedad, no merece la pena mejorar, y considera que bastaría con instalar rampas a 48 autobuses. La medida tendría un coste de 264.000 euros. También se valora instalar wifi en los autobuses para mejorar el servicio y hacerlo más atractivo.

Otras posibilidades son la compra de autobuses híbridos, de cuatro convencionales, el aumento del número de kilómetros, de la cobertura horaria del servicio, la mejora de las frecuencias de las líneas con peores periodos de paso o el refuerzo del eje del tranvía durante las fiestas del Pilar. No obstante, se trata de posibilidades que, por distintos motivos, cuentan con menos opciones.

Ahora, el Gobierno valorará estas sugerencias con la oposición para cerrar un documento final... suponiendo que la tregua de 15 días en la huelga que ha dado el comité pueda continuar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión