Despliega el menú
Zaragoza

El desplome de una casa habitada obligará a inspeccionar 40 inmuebles en Illueca

En caso de que los propietarios no reparen los daños, serán sancionados y el Ayuntamiento se hará cargo.

Vista desde el castillo palacio del Papa Luna de las viviendas del casco antiguo de lllueca.
Vista desde el castillo palacio del Papa Luna de las viviendas del casco antiguo de lllueca.
Macipe

El derrumbe parcial de una casa el pasado 20 de febrero, que provocó lesiones a uno de sus ocupantes, ha llevado al Ayuntamiento de Illueca a inspeccionar los edificios más antiguos de esta localidad. En total, serían cerca de 40 inmuebles los que pueden presentar algún riesgo por su mal estado.

Con esta medida se quieren diagnosticar los posibles daños en las estructuras y determinar las actuaciones necesarias para subsanarlos, de manera que sean los propietarios quienes las ejecuten. En aquellos casos en los que el dueño no se haga cargo, actuará la Administración local de forma subsidiaria, pudiendo proceder incluso a la demolición por razones de seguridad. La inspección se ha encargado a una consultora especializada, Deurza-Dgs.

"Venimos haciendo un control rutinario de los edificios y comunicando a los propietarios que los dejasen en condiciones para evitar riesgos a la calle, pero en algunos casos no teníamos la respuesta adecuada", indicó el alcalde, Ignacio Herrero. Por ello, el deterioro de las construcciones sigue avanzando, con el consiguiente aumento del peligro para viandantes y viviendas colindantes.

El siniestro que se registró en una casa alquilada de la calle de la Jota Aragonesa el pasado febrero, y en la que en el momento del hundimiento vivía una pareja, ha llamado la atención sobre las consecuencias que esta falta de conservación puede tener. En aquella ocasión, un joven de 34 años sufrió lesiones en varias vértebras al caerle encima una parte de la casa que se hundió cuando el hombre se encontraba en la cocina. Su pareja tuvo más suerte y pudo salir a la calle.

La parte del casco urbano situada bajo el castillo palacio del Papa Luna es la que cuenta con más edificios en mal estado. Para esta zona, el Ayuntamiento quiere solicitar ayudas a través de las llamadas ARI, Áreas de Rehabilitación Integral, por lo que va a presentar el proyecto ante el Gobierno de Aragón.

En la inspección urbanística que el Consistorio lleva a cabo de forma ordinaria se han hecho entre 15 y 20 comunicaciones a la propiedad. "En todos los casos no era necesario derribar el edificio, sino que se trataba de corregir tejas o arreglar balcones", comentó el primer edil. Una decena de ellos no ha respondido al requerimiento municipal.

Esta nueva actuación podrá llegar en total a unas 40 viviendas. La consultora preparará el trabajo técnico y después se notificará a la propiedad dándole un plazo para responder o alegar. Si no hay contestación se advertirá de nuevo con una sanción. Esta multa se empleará para la actuación que de oficio pueda emprender la Administración. "Lo que pretendemos con la sanción es recaudar dinero para poder acometer las actuaciones más urgentes", dijo Herrero.

El regidor opinó que, puesto que este es un problema de muchas localidades, la Diputación Provincial de Zaragoza y la DGA deberían coordinarse para intervenir en los cascos urbanos que precisan obras de restauración y consolidación.

Etiquetas
Comentarios