Despliega el menú
Zaragoza

Las familias de dos fallecidos en la pirotecnia piden la reapertura del caso a la Audiencia

Creen que el archivo provisional del caso decretado por la juez ha sido "precipitado" y proponen nuevas pruebas.

Explosión del polvorín de la Pirotecnia Zaragozana.
Explosión del polvorín de la Pirotecnia Zaragozana.

La investigación de una cadena de explosiones como la que se produjo en la Pirotecnia Zaragozana y en la que perdieron la vida seis trabajadores no puede cerrarse sin practicar unas mínimas pruebas. Así lo creen las familias de varias de las víctimas, que han calificado de "precipitado" el archivo provisional de la causa y han pedido a la Audiencia Provincial que ordene la reapertura del caso. "Por lo menos –dicen–, para que se tome declaración a los empleados que sobrevivieron al accidente y se analicen las conclusiones del informe que está elaborando Inspección de Trabajo, y que aún no ha llegado.

La titular del Juzgado de Instrucción número 10,María José Bellido, decretó el sobreseimiento de las actuaciones a través de un auto fechado el pasado 8 de marzo. La decisión cogió "por sorpresa" a tres de las familias personadas en la causa, puesto que ni siquiera se había llamado a testificar a los trabajadores en sede judicial.De ahí que estas hayan presentado sendos recursos de reforma con la intención de que la juez reconsidere su decisión y siga investigando.

Previendo que la magistrada pueda confirmar su auto sin practicar nuevas pruebas, los letrados Javier Hernández y Ricardo Pina han solicitado que sus escritos, en caso de ser rechazos, sean vistos después en apelación ante la Audiencia Provincial. "Entendemos que, cuanto menos, hay que hacer alguna investigación más", manifiesta Hernández.

Los abogados recuerdan que la instructora acordó el archivo de la causa basándose "exclusivamente" en tres informes: el del Grupo de Explosivos de la Guardia Civil, el de un laboratorio del Ministerio de Industria y un tercero encargado por la Subdelegación del Gobierno en Aragón. "Estos dicen que es prácticamente imposible determinar la causa original de la primera explosión, pero eso no quita para que se pueda seguir investigando para explicar algo más lo sucedido", dice Javier Hernández. Para este, "es importante que las familias se queden tranquilas" y "aquí no se ha hecho nada".Hay que descartar otros delitos

Los abogados de las familias mantienen que, si bien ha podido quedar descartada la comisión de un delito de lesiones por imprudencia, "hay que descartar también la existencia de otros delitos". Y se refieren en concreto a un delito contra los derechos de los trabajadores, por lo que insistan en la necesidad de conocer las conclusiones del informe de la Inspección de Trabajo. En este sentido, Hernández recuerda que "parece que se habían vuelto a comprar algunos materiales que, en su momento, se habían dejado de utilizar en la empresa". Para el letrado, se antoja necesario saber si se había instruido a los empleados de la pirotecnia sobre el manejo de esta mercancía o su peligrosidad.

El abogado Ricardo Pina coincide con su compañero en lo "precipitado" del archivo e insiste en la conveniencia de llamar a declarar, "al menos, a los empleados de la pirotecnia". "Aunque hablaran en su día con la Guardia Civil, consideramos necesario que vuelvan a hacerlo ante la juez que instruye el caso.Hay que tener en cuenta la carga afectiva que tenían aquellos días. Ahora, transcurridos unos meses, podrían recordar alguna cosa y ampliar su declaración", señala el letrado.

Etiquetas
Comentarios