Despliega el menú
Zaragoza

¿Quiere ser propietario de una villa romana?

El Ayuntamiento de Velilla de Ebro promueve un proyecto para recuperar el protagonismo del yacimiento Lepida Celsa, que incluye una campaña de ‘crowdfunding’.

La maleza que se ha adueñado del yacimiento romano Lepida Celsa de Velilla de Ebro es solo la punta del iceberg de los problemas de fondo que arrastra este bien de interés cultural desde hace cuatro décadas. A la falta de limpieza se suma un largo proceso de expropiación de las tierras, aún sin finalizar, o el abandono de las campañas de excavaciones, cuestiones que han colmado la paciencia del Ayuntamiento, que ha decidido impulsar un proyecto para desbloquear su compleja situación jurídica y buscar fórmulas para su impulso económico y turístico. Su plan es poner sobre la mesa una serie de propuestas, algunas tan imaginativa como el micromecenazgo o ‘crowdfunding’.

La alcaldesa de Velilla, Rosario Gómez Puyoles, licenciada en Historia del Arte y Máster en Gestión de Patrimonio Cultural, es una firme defensora de la colonia Celsa: "Es el único, de época romana en Aragón, que está pegado al casco urbano actual, por lo que no plantea problemas de accesibilidad ni de vigilancia. Debería ser, junto con la leyenda de las Campanas de Velilla, nuestro motor de desarrollo". Las ruinas de este asentamiento romano fueron declaradas, en junio de 1931, monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional. En 1972, se declararon de utilidad pública las obras para la revalorización del yacimiento arqueológico y, diez años después, se amplió su delimitación. Como consecuencia del proceso de expropiación, se declaró BIC una superficie de 51 hectáreas, de distintos propietarios. A día de hoy, solo se ha hecho efectivo el pago del 25% de ese terreno.

Más de 2.100 personas visitaron en 2015 la exposición permanente sobre la colonia Celsa, una sección del Museo de Zaragoza. Un edificio que, tal y como mencionó la responsable local, está en una "ubicación inadecuada". El Ayuntamiento compró hace años un inmueble del siglo XVII, situado en el centro del pueblo, para trasladar allí el museo. Una propuesta que vuelven a poner ahora sobre la mesa.

El proyecto Vrbs Lepida Celsa, en cuya redacción colabora un abogado especializado en urbanismo, una arqueóloga, un conservador de bienes culturales y la propia alcaldesa, recoge actuaciones como una nueva señalización y vallado o la campaña de ‘crowdfunding’ (que se trasladó a la DGA en la anterior legislatura) que, bajo el lema ‘¿Quiere ser propietario de una ciudad romana?’, plantea la venta de pequeñas unidades de suelo de particulares. "Habría que dotar al yacimiento de un organismo eficaz para su gestión, como podría ser la creación de un consorcio, abierto a las instituciones, fundamentalmente del Gobierno de Aragón (propietario del 25%) y del Ayuntamiento (que posee el 62% del terreno)". También podrán participar quienes conserven su propiedad o los que adquieran suelo a un precio de 8 euros el metro cuadrado. De esta cantidad, 5 euros serían para el vendedor y 3 euros se destinarían a la creación de un fondo para gestionar el yacimiento y obtener recursos. La aportación mínima sería de 112 euros. Estaría también abierto al patrocinio de empresas.

Fuentes de Patrimonio de la DGA explicaron que, a pesar de que no contemplan una partida para su adecuación, la intención del Ejecutivo autonómico es realizar un plan de actuación y arreglar el yacimiento poco a poco.

Etiquetas
Comentarios