Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El servicio Bizi perdió 6.000 usuarios el año pasado, el 17% de los que tenía en 2015

La fuerte bajada se atribuye a la confusión provocada por la norma que prohíbe ir por las aceras y las calles peatonales. El uso medio diario es de once minutos por cada bicicleta.

El servicio de alquiler de bicis urbanas Bizi perdió 6.000 usuarios el año pasado, el 17,6%, al pasar de 34.000 a 28.000, según informan fuentes de Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza. Esta considerable bajada se atribuye, en primer lugar, a la nueva ordenanza que impide circular por cualquier tipo de aceras y por calles peatonales, a la espera de un nuevo reglamento nacional de Tráfico. Además, la falta de nuevas estaciones en otros puntos de la ciudad se establece como otra de las causas, a tenor de lo que esgrimen los propios usuarios al darse de baja. El balance del servicio Bizi arroja otros datos, como el uso medio diario de cada bicicleta, 11 minutos, o los 320 kilómetros recorridos al mes por cada una de ellas.

El miedo a una multa y la inseguridad jurídica que ello conlleva es la principal razón para explicar el descenso en el número de clientes de la tarjeta Bizi. Fuentes del Ayuntamiento sostienen que las últimas sentencias judiciales, que impiden la circulación por zonas peatonales, ha retraído a muchos usuarios a lo largo de los últimos meses.

La inexistencia de normativa específica sobre el uso urbano de las bicis en la legislación vigente a escala estatal ha propiciado que cada ciudad apruebe sus propias ordenanzas, como ocurrió en el caso de Zaragoza. De hecho, la circulación de estos vehículos ha provocado –y sigue provocando– una considerable polémica entre colectivos ciclistas y de peatones.

Además, desde el Ayuntamiento admiten que muchos otros usuarios lamentan que el servicio Bizi no haya continuado con su extensión por otros barrios de la ciudad. En este sentido, se han producido contactos entre el Consistorio y la concesionaria, pero su posible ampliación está "muy verde", añadieron. De hecho, no hay partida para ello en el presupuesto de este año.

Al margen de todo ello, una tercera causa aparece entre las más citadas por los exusuarios: muchos de ellos, tras habituarse a circular sobre dos ruedas por la ciudad, se han comprado sus propias bicicletas, de muy diverso tipo, y ya no recurren a las de alquiler temporal. Por el contrario, los clientes que continúan mantienen un alto grado de fidelidad.Cincuenta llamadas diarias

El servicio Bizi recibe unas 1.500 llamadas al mes de los usuarios, una media de cincuenta diarias, para pedir información o realizar algún tipo de reclamación. Se mantienen entre los 180.000 y los 200.000 usos mensuales y al cabo del año sumaron 2,125 millones, lo que arroja una media por usuario de 65 viajes al año. Desde su puesta en funcionamiento, este servicio ha registrado ya 17,8 millones de usos, según los datos que maneja Movilidad.

El presupuesto de 2016 no incluye partida alguna para extender el servicio a nuevas zonas de la ciudad y ello responde, según fuentes de Zaragoza en Común, a que la ampliación podría realizarse de una sola vez en los próximos ejercicios debido al contrato de Clear Channel.

En esta única oportunidad se quiere aprovechar que las estaciones lleguen a toda la ciudad, lo que requerirá una inversión no inferior a los dos millones de euros que ahora no se van a asumir. El año pasado había una partida de 150.000 euros en el presupuesto, pero ese dinero no se gastó. Queda pendiente extender el servicio a barrios como Torrero, San José, Las Fuentes, Casablanca o Miralbueno, entre otros. El grupo municipal de Ciudadanos presentó seis enmiendas para ampliar este servicio, que fueron rechazadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión