Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Un café que une y reconforta a las familias de los presos

Los 'Cafés familiares' se celebran el segundo jueves de cada mes en la sede de Cees Aragón.

Los Cafés familiares pretenden ser un espacio de autoayuda para los familiares de los presos
Los Cafés familiares pretenden ser un espacio de autoayuda para los familiares de los presos
Archivo

Culpa y vergüenza. Esos son los sentimientos que, según Pilar Azara, predominan en los 'Cafés familiares' que se organizan una vez al mes en Zaragoza para reunir a las personas que tienen familiares en prisión.

El Colegio Profesional de Educadores y Educadoras Sociales en Aragón (Cees) lanzó en diciembre una iniciativa que pretende servir como punto de encuentro y desahogo para estas personas que, "muy a menudo", no saben cómo asumir ni cómo explicar la situación en la que se encuentra su familia.

Pilar Azara, presidenta de Cees y coordinadora de los 'Cafés familiares', confirma tras las tres primeras reuniones que los primeros contactos han reforzado las impresiones iniciales del Colegio: "El familiar siente mucha culpa, mucha vergüenza y mucho miedo". Según relata, las familias omiten en su vida diaria esta realidad hasta el punto de que las madres ni siquiera cuentan a sus hijos que su padre está en la cárcel. "No saben cómo hacerlo", expone.

Los 'Cafés familiares' persiguen acabar con todo eso: terminar con la estigmatización que pesa sobre los familiares y amigos y además ponerles en contacto entre ellos para que sean conscientes de que hay otras personas en su misma situación. "El objetivo final es que las propias familias se organicen y acaben impulsando asociaciones que puedan, a su vez, dar respuesta a las necesidades de otras familias", expone Pilar Azara. El colectivo de educadores sociales opina que agruparse como asociación permitirá a los familiares "salir a la sociedad" de una manera más normalizada.

Las reuniones se celebran el segundo jueves de cada mes, en la sede de Cees Aragón (C/ Coso, 98 – 100) y hasta el momento se han celebrado tres encuentros: diciembre, enero y febrero. Por ahora el llamamiento se ha realizado a pequeña escala y a los primeros cafés acudieron apenas cinco familiares. Los educadores involucrados esperan ir llegando cada vez a más personas: "Hay muchas iniciativas a nivel individual pero apenas disponen de recursos para poner en común todas sus dudas e impresiones".

Estos cafés pretenden también favorecer el vínculo de afectividad entre el interior y el exterior de las cárceles y de la de Zuera especialmente. Existen asociaciones que trabajan con los presos y organizan con ellos talleres y actividades dentro de prisión. Cees quiere reforzar su colaboración estas entidades y crear así un nexo de unión "entre dentro y fuera" que reconforte y ayude a los familiares a, entre otras cosas, comprender cómo es la vida de sus hijos, maridos, mujeres o padres dentro de prisión.

El próximo café familiar se celebrará el jueves 10 de marzo a las 17.30. Para asistir tan solo es necesario avisar por teléfono (976 07 69 55) o mediante correo electrónico (info@ceesaragon.es) al Colegio Profesional de Educadores y Educadoras Sociales en Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión