Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La plantilla del bus amenaza con endurecer la huelga si cambian los servicios mínimos

Los trabajadores de Auzsa trasladan su protesta a Madrid y exigen al alcalde que "dé un puñetazo de autoridad en la ciudad" e intervenga la concesionaria.

La embajada de México (país de origen del grupo ADO) se encuentra en la Carrera de San Jerónimo a pocos metros del Congreso. Los trabajadores fueron atendidos por el consejero de Prensa de la embajada
La embajada de México (país de origen del grupo ADO) se encuentra en la Carrera de San Jerónimo a pocos metros del Congreso. Los trabajadores fueron atendidos por el consejero de Prensa de la embajada
Alberto Morales

La huelga del bus en Zaragoza alcanza hoy su 72ª jornada y, aunque empresa y trabajadores tienen una suerte de ultimátum municipal para que solucionen el conflicto antes del lunes, las posiciones todavía están alejadas y cada día parece que se enconan más. Ayer el malestar de la plantilla y de los usuarios se hizo patente en la calle con concentraciones, protestas y pancartas, en Zaragoza pero también en Madrid.

El presidente del comité de empresa de Auzsa, Javier Anadón, advirtió desde la capital que "prolongarán todavía más el conflicto" si en algún momento el Ayuntamiento decide ampliar el 33% de servicios mínimos decretado. Según señaló Anadón, lo que esperan del alcalde Santisteve es que "se posicione y dé un puñetazo de autoridad en la ciudad". Para el representante sindical, ese "puñetazo" pasaría por la intervención de la empresa que presta el servicio de bus por parte del Ayuntamiento. "Lo más barato para los zaragozanos es aplicar la intervención de esta empresa hasta que el conflicto finalice", dijo tras insistir en que "quien tiene la llave del conflicto es el Ayuntamiento".

No obstante, desde el Consistorio ya se ha explicado que remunicipalizar esta contrata es una quimera (está vigente hasta 2023) y, también, que el porcentaje de servicios mínimos no se va a elevar hasta el 50%, a pesar de que así lo han pedido el pleno municipal y el Justicia. Lo que sí se ha hecho –ayer entró en vigor sin ningún tipo de incidente– es una leve modificación del decreto para obligar a los buses a acabar su trayecto cuando se inicia el horario de paros y, así, no dejar a los viajeros colgados. El presidente del comité de empresa, no obstante, indicó ayer que los trabajadores han acordado en asamblea estudiar si esta decisión vulnera su derecho a la huelga.Mucha actividad matinal

Un centenar de trabajadores del bus intentaron ayer reunirse con la matriz de la empresa Auzsa (el grupo Avanza) y, después, acudieron a la embajada de México, donde sí fueron recibidos. La primera visita fue a la sede del Grupo Avanza en el distrito de Villaverde, donde los responsables se negaron a reunirse con los representantes de los manifestantes.Esta negativa provocó que los congregados tiraran petardos e, incluso, intentasen saltar la tapia de la empresa, ubicada en un polígono industrial. Los empleados del bus acudieron arropados por representantes de muy diversos sindicatos de Madrid, Valencia, Navarra o el País Vasco (de ahí las ikurriñas) con pancartas contra el laudo y a favor de un nuevo convenio colectivo.

"El grupo Avanza no ha estado a la altura de las circunstancias, salvo que su deseo sea prolongar este conflicto", dijo Anadón. "Nos han dicho que el personal directivo no estaba y los trabajadores de Auto Rés que comparten sede nos han recogido la documentación y se la trasladarán a la dirección de Avanza", relataron los concentrados en esta primera parada.

El siguiente punto de encuentro fue la embajada de México, donde les recibió el consejero de Prensa, Salvador Musalem, y otro miembro de la representación diplomático. Según explicó Anadón, entienden "que la imagen de México está en el punto de mira con esta huelga", aunque les explicaron que desde la embajada "pueden trasladar información pero no mediar en el conflicto". El comité entregó un dossier con sus reivindicaciones que, según la plantilla, en la embajada se comprometieron a enviar a la sede de ADO en México, aunque previamente examinarían el contenido. "La embajada ha sido respetuosa", dijeron los representantes, a quienes también aseguraron que informarían al cónsul honorario de México en Zaragoza "para que les vaya transmitiendo cualquier situación".

Por otro lado, Anadón –al conocer que Santisteve acude hoy a un desayuno informativo en el hotel Ritz de Madrid– le sugirió también que siguiera sus pasos y fuera a la sede del grupo Avanza y la embajada mexicana. Además, en referencia al parlamentario por Zaragoza Pedro Arrojo, aseguró que "diputados de Podemos nos han mostrado su respaldo y total disposición".Enfado en las paradas

La que ‘pinchó’ en lo relativo a afluencia fue la concentración de "usuarios hartos de la huelga", que ayer por la tarde había convocada a las puertas del Ayuntamiento. Apenas 50 personas se reunieron para criticar la gestión municipal y pedir un transporte público digno, que no les haga esperar más de una hora con este frío bajo las marquesinas. "No nos merecemos que nos traten así", "está claro que el alcalde tiene coche oficial y no utiliza el autobús" o "no podemos permitirnos pagar taxis" eran algunas de las reclamaciones. Además, también se quejaban de que la concejal Teresa Artigas, "responsable de la huelga más larga en la historia de la ciudad", apenas se limite a pedir a ambas partes que se reúnan y negocien.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión