Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El juez investiga a una cuidadora por el intento de asesinato de un bebé

Los padres la denunciaron tras observar marcas en la cara de su hijo y que el médico apreciara que el niño tenía lesiones que apuntan a una posible asfixia.

Un juzgado de la capital aragonesa está investigando a una mujer como autora del presunto intento de asesinato del bebé de 9 meses que tenía a su cuidado. La encausada fue denunciada por los padres del niño después de que el médico del hospital les asegurara que las marcas que tenía alrededor de la boca y la nariz podían ser producto de un intento de estrangulamiento o asfixia. En estos momentos el bebé se encuentra bien y la encausada está en libertad tras haber negado la grave acusación ante la juez que le tomó declaración.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes 15 de enero. El matrimonio tenía contratados desde agosto los servicios de M. G. S., de 48 años, para que cuidara al pequeño cuando ellos no estaban en casa, ya que trabajan los dos. Tras ausentarse poco más de una hora y regresar al domicilio, observaron que el niño tenía en la cara unas marcas que les resultaron extrañas y decidieron llevarlo a urgencias. Allí les comunicaron que las lesiones eran petequias –derrames vasculares producto de rotura de pequeños capilares que llegan a la piel- y que su origen podía ser de origen traumático.

Tras denunciar los hechos, la Policía abrió una investigación para cerciorarse de si se trataba de una agresión o no y, sobre todo, conocer la opinión del médico forense, fundamental en estos casos. En su informe preliminar, el experto en medicina legal aseguró que las lesiones habían sido causadas de forma intencionada. Los primeros indicios apuntan a que se habían producido presionando el occipital del bebé contra una superficie plana, compatible con el colchón de la cuna.

Los agentes decidieron citar a la mujer el pasado lunes, 25 de enero en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Aragón para tomarle declaración en calidad de detenida. La arrestada, asistida por la abogada del turno de oficio, María José Sancho, no quiso responder a las preguntas de los agentes y solo lo hizo ante la juez. Negó los hechos en todo momento y aseguró ignorar el origen de las lesiones.

El representante del Ministerio Fiscal y los padres del niño, representados por la letrada Xenia Cabello, solicitaron la prisión provisional de la sospechosa por un presunto delito de asesinato en grado de tentativa aunque la magistrada optó por dejarla en libertad. No obstante, le impuso una orden de alejamiento de la familia del niño y la prohibición de comunicarse con ella por cualquier método. M. G. S. carece de antecedentes penales y reside en Zaragoza.

Ahora se abre un periodo de investigación en el que serán fundamentales los informes médicos y la evolución que tenga el pequeño quien, aunque se encuentra bien, es seguido de cerca por los pediatras en prevención de que pueda tener algún tipo de secuela en el futuro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión