Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El Registro Civil comienza a prestar algunos servicios en su nueva sede en Ranillas

Juras, adopciones, cambios de nombre y vecindad pueden hacerse desde mañana ya en la Ciudad de la Justicia.

La nueva sede del Registro Civil, en la Ciudad de la Justicia, echa a andar. A partir de mañana, varios de los servicios que hasta ahora se prestan en el edificio de la calle de Alfonso I pasarán a realizarse en Ranillas. Se trata, para esta primera jornada, de los servicios de opciones, juras y alegaciones, adopciones, cambios de nombre y apellidos, y vecindad. El jueves, el traslado cubrirá su segunda etapa y en la Ciudad de la Justicia se resolverá todo lo relacionado con matrimonios civiles y canónicos, capítulos, defunciones y errores.

La reubicación terminará el 1 de febrero, cuando comiencen a prestarse en Ranillas los servicios de certificaciones, inscripciones de nacimientos, fes de vida y duplicados de familia, autorizaciones de nacionalidad, reconocimientos y menores de edad.

El Ejecutivo aragonés decidió reubicar estas dependencias para no tener que seguir pagando los 18.000 euros mensuales por el alquiler de las plantas que ocupa en el edificio de los antiguos almacenes Gay.

Según explicó recientemente la directora de Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, María Ángeles Júlvez León, en la decisión ha influido el hecho de que los costes actuales eran "demasiado altos", en torno a los 372.000 euros anuales, entre alquiler y otros gastos corrientes. "Ahora –añadió– estos servicios pasarán a ocupar un espacio en la propia Ciudad de la Justicia, en el edificio Fueros de Aragón, donde ya se han previsto futuros crecimientos. Va a ser un ahorro importante".

El espacio que ocupará el nuevo Juzgado del Registro Civil ya se paga a través del contrato global de arrendamiento suscrito con Expo Empresarial (cuyo titular principal es el Gobierno aragonés). No obstante, y además del ahorro, la DGA considera que, con la nueva ubicación, también se logrará unificar la atención que se presta a los ciudadanos, mejorar la ubicación y accesibilidad del registro y, en definitiva, garantizar su carácter de servicio público.

De los dos edificios que integran la Ciudad de la Justicia, el lugar elegido para el registro ha sido el denominado Fueros de Aragón, que acoge todos los juzgados penales y de instrucción, así como el decanato y los servicios comunes, incluidas las bodas civiles, que desde que se inauguraron estas dependencias se celebran allí. Dentro de este bloque, las instalaciones del registro se habilitarán en la zona situada justo en frente de la entrada principal, en el denominado bloque A. La atención al público se llevará a cabo en la planta calle. En este espacio ha sido necesario hacer algunas obras de adaptación, así como habilitar instalaciones de informática, comunicaciones y gestión de los turnos de atención. El traslado, mudanza incluida, va a suponer un coste de casi 56.000 euros, según explicaron fuentes de la DGA.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión