Zaragoza

Flores y misa para celebrar la venida de la Virgen del Pilar

El 2 de enero de hace 1.976 años, la Virgen se manifestó en Zaragoza sobre un pilar.

José Antonio Pueyo, presidente de ECOS, y Rubén Cebollero, presidente de la Asociación de Floristas de Aragón.
HA

Por tercer año consecutivo, la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS), junto con la Asociación de Floristas de Aragón, han realizado una ofrenda a la Virgen del Pilar con motivo del 1976 aniversario de su venida a Zaragoza. 

"Hace tres años, nuestro secretario general, Vicente Gracia, nos recordó que el día 2 de enero se celebraba la Venida de la Virgen y se le ocurrió realizar una ofrenda", señala José Antonio Pueyo, presidente de ECOS. De ahí, nació esta celebración que ya es casi una tradición.

A ellos, se unió la Asociación de Floristas de Aragón, que apoyó inmediatamente esta iniciativa. "El primer año fue además un acto solidario, puesto que a través de unos abetos se recaudó dinero para Cáritas y, aunque en estas últimas ediciones no hemos podido repetirlo, no descartamos hacerlo en 2017", subraya Rubén Cebollero, presidente de esta asociación. 

En esta ocasión, de manera muy puntual, las anastasias, claveles y delfiniums, que han compuesto el centro de flores, han entrado a la basílica del Pilar acompañados por los comerciantes de la ciudad. De hecho, tal ha sido la afluencia de este año, que unos veinte minutos antes de las 13.00 -momento en el que empezaba el acto- se ha formado una fila para entrar en el templo. 

Antes de depositar el centro en la capilla, el deán del Cabildo, Manuel Almor, ha agradecido a todos los comerciantes -representados por ECOS y los floristas de la comunidad- "que tengan el gesto de significar la llegada de la Virgen con una ofrenda de flores". 

Para llevar a cabo este acto, los organizadores han contado con la colaboración de los Caballeros del Pilar. 

Además, con motivo del aniversario de la manifestación de la Virgen al apóstol Santiago, a las 00.00 de este 2 de enero se llevó a cabo una misa en la basílica del Pilar. A ella acudieron numerosos miembros de la Diócesis de Zaragoza, entre los que destacó la presencia de Vicente Jiménez Zamora, actual arzobispo de la ciudad. 

"Fue un acto muy numeroso y con mucha emoción, puesto que todos estábamos allí para honrar a la Virgen del Pilar", subraya Coral, que acudió por segundo año consecutivo a esta cita.

Etiquetas
Comentarios