Despliega el menú
Zaragoza

El presupuesto de ZEC prevé destinar unos 100 millones a pagar deuda y tapar agujeros

La suma de la amortización de préstamos, intereses, otras obligaciones y una parte asumible del déficit en infradotaciones pasadas arroja un 14% de las cuentas.

El alcalde, Pedro Santisteve, y el concejal de Economía, Fernando Rivarés, en un pleno.
El alcalde, Pedro Santisteve, y el concejal de Economía, Fernando Rivarés, en un pleno.
Oliver Duch

Una buena parte del gasto al que tendrá que hacer frente el Ayuntamiento en 2016 con el presupuesto presentado por Zaragoza en Común, en concreto 101 millones de euros, irán destinados al pago de deuda bancaria, intereses, deuda a otras sociedades o en concepto de infradotaciones acumuladas de años anteriores. Esta cuantía supone el 14% de los 701,9 millones que establece el proyecto.

Este porcentaje, solo superado por el de personal y gasto corriente, contrasta con los 30 exiguos millones destinados a inversión (el 4,28%). La mayor parte de esta cantidad dedicada a paliar los agujeros acumulados durante años, en concreto 53,7 millones, se destinará a amortizar la deuda contraída con los bancos, 12 millones más que en 2015. El concejal de Economía, Fernando Rivarés, ya advirtió semanas atrás sobre este incremento, asociado al fin de la carencia de parte de los créditos, y al mismo tiempo situó en 758 millones la deuda viva de la ciudad, sin contar, por ahora, con los 182 del tranvía que ya ha incluido en sus tablas el Banco de España y que sitúan el pasivo zaragozano en 984 millones.

Por otro lado, ZEC asegura que en 2016 se podrá reducir el pago de intereses en 3 millones, de 19 a 16, algo que el propio Rivarés achaca al "esfuerzo" negociador de su Gobierno con los bancos. En este sentido, desde el Consistorio se apuesta por reducir el tipo de interés al que se paga otra deuda, en este caso en concepto de préstamo, a Zaragoza Alta Velocidad, y que este año asciende a 18,3 millones de euros, unos cinco más que en 2015.

Estas cantidades, que aparecen en las cuentas como innegociables, suman ya un total de 88,2 millones de euros, pero hay más: Rivarés anunció al presentar el presupuesto que su propósito es limar, a lo largo de 2016, otros 13 millones, en este caso parte del agujero de 55 detectado por los técnicos municipales al poco de llegar ZEC al Consistorio. Esta cuantía la pretende obtener de las sobredotaciones de los servicios públicos esenciales, y se unirá a otros 12 millones que, asegura, ya se han conseguido pagar a lo largo de 2015 por este mismo concepto.

En el caso del transporte público, el proyecto de presupuesto destina 56,1 millones este año frente a los 51,2 de 2015 y en este caso la cantidad global que se adeuda son 7 millones, al margen de otros 5,7 en revisión de precios. En cuanto a la limpieza pública, se destinarán 36,8 millones, lo que permitiría un superávit de algo más de un millón para tapar parte de un agujero de otros siete, algo similar a lo que se podría hacer en el caso de la recogida de residuos. También se podrían pagar dos de los cinco millones que se adeudan en el caso de la energía eléctrica y, en menor medida, Rivarés aseguró que se podrán dedicar otras cantidades a las infradotaciones acumuladas de alumbrado público –que este año requirió de una modificación de créditos para cerrar el ejercicio– y del suministro de agua.

El equipo de Gobierno asegura que con estas cuentas y con el nivel actual de pago de deuda se puede cumplir el criterio de estabilidad presupuestaria marcado por el Ministerio de Hacienda, toda vez que no computan por ahora la deuda del tranvía. Sin embargo, el propio interventor general admitió en un informe firmado el 16 de diciembre que la regla de gasto y la estabilidad se verán afectadas cuando se ordene incluir esta cuantía en la contabilidad municipal, algo a lo que se resisten hasta ahora en la plaza del Pilar.

Inversión bajo mínimos

Este cúmulo de deudas, que Rivarés tildó anteayer de "colapso", no ha sido óbice para que ZEC incluya en su proyecto de 2016 una partida de 500.000 euros para el estudio de viabilidad de la línea 2 del tranvía. Al presentar las cuentas, el concejal de Economía enmarcó esta cuantía en el nuevo plan de movilidad sostenible, para el que se han reservado 370.000 euros más.

Algunas áreas se han visto particularmente afectadas por una caída de la inversión llevada hasta mínimos de hace casi 25 años.Gerencia de Urbanismo, por ejemplo, ha pasado de ocho a cinco millones; Infraestructuras, de 48 a 43 (y eso que en esta área hay que computar cinco millones más para la deuda de ZAV). También ha descendido el presupuesto en otras áreas, como Alcaldía.

Etiquetas
Comentarios