Despliega el menú
Zaragoza

Las máquinas entran en la 'manzana de oro' del Pilar para que los 47 pisos estén acabados en 2017

El grupo Plaza 14 asume el proyecto, atascado desde que el Consistorio subastó el solar hace 13 años. Solo quedan por vender dos viviendas del bloque, que se levantará junto a la Delegación del Gobierno.

Una retroexcavadora trabajaba el pasado martes en el solar de la plaza del Pilar.
Una retroexcavadora trabajaba el pasado martes en el solar de la plaza del Pilar.
francisco jimémez

La ‘manzana de oro’ de la plaza del Pilar está finalmente en obras trece años después de que el Ayuntamiento de Zaragoza la sacara a subasta. Las máquinas están trabajando desde hace unas semanas en lo que hasta ahora era un solar tapiado entre las calles de Santiago, Forment, Espoz y Mina y Francisco Bayeu, que ha requerido cambiar de propiedad para desatascar su desarrollo y poder cerrar así una cicatriz urbana en el llamado ‘salón’ de ciudad'. Si no surgen más incidencias, la promoción de 47 viviendas de lujo y dos sótanos de garajes será una realidad en el verano de 2017. Los trabajos han comenzado con la promoción vendida a falta de tan solo dos pisos.

La nueva empresa promotora, la zaragozana Plaza 14, acordó hace un año quedarse con los terrenos, que la catalana Contratas y Obras adquirió en 2002 por 6,1 millones de euros al Consistorio y que optó por vender por 4 para dar viabilidad al acuerdo alcanzado con sus acreedores para salir del concurso. Además, Plaza 14 también cerró la adquisición de otra pequeña porción del solar que estaba en manos de unos particulares para "cerrar" el proyecto. En total, transformará 12.000 metros cuadrados.

La constructora madrileña Avintia inició los trabajos previos en el mes de noviembre y una retroexcavadora removía ya el pasado martes las tierras, que se retirarán en las próximas semanas para dejar el hueco necesario para hormigonar las dos plantas subterráneas. Allí se habilitarán 83 plazas de aparcamiento y 47 trasteros. En el proyecto inicial se incluyó una tercera planta de garajes, pero el Ayuntamiento denegó su construcción pese a la escasez de plazas en el casco histórico, como lo atestigua el hecho de que todas ellas ya tuvieran comprador.

La nueva edificación ocupará cerca de 6.700 metros cuadrados sobre rasante, respetando las alturas, los colores y la composición de la fachada a la plaza del Pilar. Estos condicionantes ya venían predeterminados en el estudio de detalle con el objetivo de ajustarse al entorno.

Los arquitectos José María y Joaquín Lahuerta, del despacho zaragozano Ingenus, son los autores del nuevo proyecto, que en un principio redujo las viviendas previstas respecto a la propuesta de Contratas y Obras de 58 a 42 con el fin de agrandarlas y ajustarse así a la demanda para este tipo de promociones especiales. El número se rebajó después a 41, ya que un comprador se quedó con los dos áticos. Y tras adquirir los últimos 500 metros cuadrados del solar, el edificio creció hasta las 47 viviendas que definitivamente se construirán, de entre 70 y 200 metros cuadrados de superficie útil.

Hace un año, los responsables de Plaza 14 aseguraban a este diario que la demanda para proyectos inmobiliarios singulares se estaba "moviendo", especialmente en el centro de la ciudad. El tiempo les ha dado la razón, ya que a estas alturas únicamente les queda por vender dos pisos. "Además, todas las plazas de garaje están vendidas y los locales también tienen dueño", señalan tras explicar que uno de los bajos comerciales será para el Ayuntamiento de Zaragoza, con el que se pactó en su día la entrega. Su valor se estimó en algo más de 2 millones.

La pretensión de la compañía promotora era comenzar las obras en el último cuatrimestre del año, aunque todo se condicionaba a la venta previa del 60% de las viviendas proyectadas. Sin embargo, las previsiones se han sobrepasado con creces. A ello ha contribuido la nula oferta de bloques de obra nueva en el centro, y menos en la plaza del Pilar. De hecho, en el propio diseño del edificio se tuvo en cuenta el valor añadido de tener vistas a la basílica y a la casa consistorial, para lo que más de la mitad de las viviendas estarán orientadas hacia la plaza. Además, se ha previsto un gran patio interior ajardinado, que garantizará la luz natural en todas las habitaciones.

Reforma urbana

El proyecto de urbanización incluye la reforma de las tres calles peatonales que rodean el edificio: Bayeu, Forment y Santiago. Esta última se transformará y dejará de estar elevada respecto a la plaza del Pilar. El actual muro será sustituido por los bajos del nuevo edificio y el desnivel se solventará con una suave rampa con una pequeña escalinata orientada hacia el Ayuntamiento.

Etiquetas
Comentarios