Despliega el menú
Zaragoza

La venta de regalos para mascotas crece con fuerza esta campaña navideña

Chucherías, juguetes, abrigos, artículos de higiene e incluso prendas de fiesta para la Nochevieja son los artículos más demandados, sobre todo para perros.

Dependientas de la tienda de artículos para mascotas Kiwoko, atendiendo a una clienta.
Dependientas de la tienda de artículos para mascotas Kiwoko, atendiendo a una clienta.
Aránzazu Navarro

"Este año, la gente se gasta mucho más dinero que la Navidad pasada en sus mascotas", asegura Nathaly Fonseca, dependienta de la tienda de artículos para mascotas Kiwoko (en el centro comercial Puerto Venecia), que recibe más de 33.000 visitas al mes. "Según una encuesta realizada a nuestros clientes, más del 90% de las mascotas tendrán su regalo estas Navidades", agrega Luis Bernabé, responsable de Producto y Compras de esta cadena.

Pero no son ellos los únicos en notar la mejoría en la demanda: "Estamos vendiendo mucho, más que el año pasado. Y eso que aún es pronto, porque las compras para Reyes las hacen más adelante", comenta Javier Cortés, empleado de la tienda de artículos para mascotas Okapi, situada en la zaragozana calle Lacarra de Miguel (antigua General Sueiro). "En esta época, los dueños de mascotas les suelen coger un regalito, como a un niño... No digo que se gasten lo mismo, pero sí que las tienen en cuenta como un miembro de la familia más", dice Cortés.

Una clienta que mira en esa tienda ropa para su perrita lo corrobora:"¡Hombre, claro, es que una mascota es parte de la familia! Estás al lado de ellos en el día a día y, muchas veces, cuando estás de bajón son los que te hacen compañía". Dice que ella acostumbra a comprarle a su perra "por estas fechas, un abriguito".

Fonseca indica que lo más vendido como regalo son "juguetes –pelotas, peluches...–, artículos para rascar los dientes y prendas para que vayan bien vestidos en Nochebuena o Nochevieja, incluso pajaritas". "Muchos vienen y el trato que dan a sus animales es como si fuesen bebés, compran desde pañales desechables a toallitas húmedas, braguitas para las perritas en celo, champú según el tipo de pelo, cepillos de dientes...", enumera la dependienta.

En Aragonesa de Animales de Compañía (avenida de Santa Isabel), que lleva 21 años suministrando artículos para mascotas, Agustín Muñoz señala que "llevamos diez años en los que la gente, como la pareja no puede tener hijos porque trabajan los dos, tiene una mascota y se implica mucho con ella". Asegura que, a diferencia de antes de la crisis, ahora quien tiene un perro "no es por capricho, sino porque lo quiere de verdad". Como indicador del impulso afectivo creciente hacia los animales, apunta que se han sustituido muchas compras de cachorros por adopciones, gran parte hechas en los centros de acogida "de Movera o Peñaflor", precisa.

También Kiwoko Puerto Venecia, en colaboración con las asociaciones Proyecto Ces, Apata, Adala y Cangatos, ha conseguido este año "un nuevo hogar a más de 600 animales", recuerda Luis Bernabé.

En Aragonesa de Animales no notan aún el repunte en la demanda navideña de artículos para mascotas. "Está muy parado, otros años se vendían más jaulas, jerseys, abrigos... Ahora lo que más se llevan son chuches: huesos, bombones que simulan ser de chocolate para perros pequeñitos... Son cosas que el perro agradece un montón y son asequibles; puedes gastar desde un euro a lo que quieras", comenta Muñoz.

Entre los juguetes y golosinas, los hay específicos para mantener sana la boca, un asunto sobre el que acaba de alertar el Colegio de Veterinarios de Zaragoza. "No sé si será por esa campaña, pero el tema dental ha crecido mucho. Antes teníamos algunas cosas sueltas y ahora todo esto", dice Jesús Cortés, señalando el montón de estanterías que Okapi tiene con productos para la higiene bucodental, desde cepillos a barritas antisarro.

Etiquetas
Comentarios