Despliega el menú
Zaragoza

El detenido por matar a su esposa se niega a declarar ante la Policía

El presunto asesino, Salvador Gázquez, será interrogado hoy en el juzgado de Violencia sobre la Mujer.

La vivienda en la que se produjo el crimen permanece precintada por la Policía.
La vivienda en la que se produjo el crimen permanece precintada por la Policía.
José Miguel Marco

Salvador Gázquez Rico, de 49 años, permanecía anoche en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Aragón a la espera de ser conducido hoy ante la juez de guardia de Violencia sobre la Mujer. El detenido por asesinar de múltiples cuchilladas a su mujer, Coral González García, de 44 años, asistido por el abogado del turno de oficio Rafael Guerras, se acogió a su derecho a no declarar ante los agentes del Grupo de Homicidios, encargados de la investigación, y no dio ni la más mínima explicación sobre lo ocurrido en la madrugada del 16 de diciembre en su domicilio de la avenida de Cataluña.

Su actitud, no obstante, había cambiado y, al parecer, el presunto asesino se encontraba afectado por lo que había hecho, ya que con el transcurso de las horas que llevaba detenido empezaba a ser consciente de sus actos.

Todavía no se conoce el motivo último que le llevó a coger un cuchillo de la cocina y acabar con la vida de Coral González, con la que llevaba 21 años casado. Sin embargo, es más que probable que detrás esté el proceso de separación que habían decidido iniciar de mutuo acuerdo. De hecho, justo el día de antes habían acudido juntos al Colegio de Abogados de Zaragoza para consultar este trámite. Pero todo lo civilizada que aparentaba su conducta se transformó esa madrugada en violencia. Sobre las 5.15, se empezaron escuchar gritos de socorro de la mujer y carreras en el piso de la urbanización en la que llevaban viviendo cerca de veinte años. Aunque los vecinos llamaron rápidamente a la Policía, cuando los agentes y la ambulancia de Bomberos llegaron al lugar no pudieron hacer nada por la vida de la mujer. La víctima estaba tendida en el suelo con numerosas heridas de arma blanca en el cuello, tórax y abdomen.

Salvador Gázquez Rico abrió la puerta a los funcionarios policiales y no opuso ninguna resistencia a ser detenido por lo que acababa de hacer. La saña que empleó en agredir a su esposa le ocasionó cortes en la mano, de los que tuvo que ser atendido.

La pareja procedía de Barcelona y entre ella no habían existido agresiones previas o al menos no habían sido denunciadas. No se relacionaba demasiado con los vecinos y a él lo conocían más por lo que se quejaba, en especial por los ruidos, y por su carácter poco sociable. Era frecuente verlos salir a pasear por el barrio cogidos de la mano, por lo que nada hacía presagiar que el marido podía acabar asesinando a su mujer. Coral González se ha convertido en la víctima de la violencia machista número 53 del año 2016 en España.

Etiquetas
Comentarios