Despliega el menú
Zaragoza

Una avería informática provoca que al menos 70 buses circulen sin cobrar durante varias horas

El fallo afectó a los vehículos en cocheras, muchos en huelga, antes de tener que salir a la calle. El Consistorio investiga el perjuicio causado y la empresa atribuye el error a una subcontrata.

Durante toda la semana, la huelga se deja notar mañana y tarde en la capital aragonesa.
Durante toda la semana, la huelga se deja notar mañana y tarde en la capital aragonesa.
josé miguel marco

Una avería informática causada al actualizar el software del billetaje de los buses urbanos propició ayer por la mañana que unos 70 de ellos tuvieran que circular sin cobrar a los usuarios durante varias horas. Ello provocó que cientos de viajeros pudieran efectuar su trayecto gratis, con el considerable perjuicio económico para la empresa, además de transitar sin su correspondiente seguro de viaje. Por ello, el Ayuntamiento ha ordenado un expediente informativo.

Según precisaron fuentes de Auzsa, el fallo, responsabilidad a su vez de una subcontrata, se produjo pasadas las 11.00 exclusivamente en los vehículos que se encontraban parados en las cocheras, unos 150, al coincidir este incidente con el tramo matutino de la huelga indefinida parcial que mantienen los trabajadores. Cuando estos arrancaron y se comprobó el bloqueo del sistema, en unos 70 u 80 casos se pudo subsanar el error en las propias instalaciones de la carretera de Castellón antes de iniciar su ruta; el resto, otros 70 según estas fuentes, tuvieron que salir a las 11.30 con el sistema averiado hasta que se fue arreglando por control remoto.

De este modo, fueron muchos los zaragozanos que, para su sorpresa, vieron cómo no podían ni validar el viaje con su tarjeta ni comprar un billete ordinario, una circunstancia que se fue corrigiendo de forma progresiva, pero que se mantuvo en algunos casos hasta cerca de las 15.00.

Los únicos buses que no se vieron afectados fueron los que se encontraban en la calle cuando se registró la avería: 90 en servicios mínimos y otros 30 que no secundaban el paro, según fuentes de la empresa. Desde Auzsa reconocieron que es la primera vez que ocurre algo así "de forma generalizada" y que pedirán explicaciones a su proveedor informático.

Según Auzsa, esta subcontrata especializada fue a cargar "una nueva versión del software del equipo embarcado", lo que produjo "un bloqueo de la máquina por un error interno causando un mal funcionamiento en las billeteras de los buses que no estaban en servicio".

Fuentes municipales señalaron que, en un principio, el perjuicio económico es de la empresa, pero añadieron que se analizarán los kilómetros recorridos de estos buses y se dilucidará si ello repercutirá a la contrata. El Ayuntamiento, cada año, abona la diferencia entre el coste total por kilómetro y lo obtenido por Auzsa mediante la recaudación, algo que esta vez será objeto de revisión.

Desde el comité de empresa se mostraron especialmente críticos. Acusaron a la empresa de que "lejos de solucionar el problema obligó a salir a los coches con esta deficiencia", llegaron a decir que esto podría tener "consecuencias penales similares a la malversación" y reclamaron una "inspección municipal permanente" en las cocheras.

Etiquetas
Comentarios