Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La Expo rebaja los precios de alquiler para atraer grandes clientes y paliar el bloqueo en las ventas

Negocia cinco operaciones de arrendamiento que suman más de 2.000 metros. Invertirá tres millones en acondicionar edificios en 2016 para su comercialización.

Actual estado del complejo de Ranillas.
Actual estado del complejo de Ranillas.

La sociedad pública Expo Zaragoza Empresarial ha decidido plantar cara a la competencia con una rebaja de sus precios de alquiler que le permitirán acercarse a los vigentes en el mercado inmobiliario de Zaragoza. Lejos de tirar sus tarifas, lo que pretende es fijar "condiciones especiales" con las que fichar grandes clientes y sellar operaciones que se consideren estratégicas dada la entidad de la empresa, su potencial crecimiento o la superficie requerida.

De esta forma, el equipo comercial confía en poder cerrar las negociaciones que mantiene en la actualidad con cinco empresas y la posible ampliación de una sexta ya instalada en el complejo y que, en total, suman más de 2.000 metros cuadrados. En la misma línea, se rebajarán los precios para los locales comerciales, una prioridad para el equipo comercial.

La entidad pública quiere paliar así el absoluto parón en las ventas, ya que no se ha cerrado ningún contrato este año y tampoco se prevé que cambien las tornas a lo largo de 2016. El gerente de Expo Empresarial, Francisco de la Fuente, explicó ayer a este diario que las únicas ofertas de compra recibidas apenas llegan a 1.200 euros por metro cuadrado, una cifra por la que no están dispuestos a enajenar los activos.

"Nuestro producto es de calidad y la ocupación va subiendo. No nos preocupa", dijo antes de recordar que ya se ha saldado la deuda millonaria con las entidades financieras, la verdadera asfixia para la compañía durante los últimos años, gracias al préstamo participativo de la Corporación Empresarial Pública de Aragón.

La rebaja en las tarifas no se aplicará de forma indiscriminada, ya que estará condicionada a la firma de contratos a largo plazo y revisables en lo relativo al precio. Además, se primará a aquellas gestionadas con un código de responsabilidad social corporativa (RSC) y que generen "empleo de calidad". Se da la circunstancia de que el último fichaje es una organización no gubernamental dedicada a facilitar la inserción de inmigrantes y refugiados, Accem, que ha firmado un contrato de alquiler para una oficina de poco más de cien metros cuadrados. Con este fichaje, la ocupación roza los 95.000 metros, lo que supone un 60% de la superficie total del macrocomplejo judicial y de oficinas de Ranillas.

La comercialización está dando sus frutos porque sehan vendido o alquilado oficinas a un total de 34 organismos y empresas públicas y privadas. La mayor parte de la superficie corresponde a la decisión del gobierno de Marcelino Iglesias de concentrar todos los juzgados en la antigua Expo, creando la Ciudad de la Justicia, a la que se unió el ejecutivo de Luisa Fernanda Rudi de trasladar las empresas públicas. Ambas decisiones, unidas ahora a la asunción de la deuda por parte de la Corporación, ha permitido darle la vuelta a los números rojos, hasta el punto de que el próximo ejercicio se podría cerrar al fin con beneficios: 1,48 millones de euros.

Cambio de política comercial

Los resultados de explotación ya eran positivos, pero la deuda lastraba las cuentas de la sociedad públicas. Para hacerse una idea, este año los gastos financieros han ascendido a 9,7 millones y en 2016 se reducirán a 2,7 millones. Además, la beneficiaria de los intereses y de las amortizaciones será ahora la propia Administración.

La realidad del mercado inmobiliario, con una caída de precios por la crisis, unida al inmovilismo de la Expo a principios de la pasada legislatura, provocó que las tarifas se alejaran de las de la competencia y se perdieran "muchos clientes", como reconoce ahora la propia sociedad pública. De hecho, la rebaja aprobada de forma temporal a principios de 2014 permitió reactivar las operaciones, aunque los gestores son conscientes de que las "muy agresivas" condiciones de la competencia obligan a seguir luchando cada cliente: en algunos edificios del centro de Zaragoza se ofrecen oficinas por 6 €/m2, un tercio menos de la tarifa fijada en el recinto de Ranillas.

Expo Zaragoza Empresarial tiene disponibles 7.000 metros cuadrados para su alquiler o venta inmediata, de los que más de 2.000 confía en arrendarlos "a corto plazo". El objetivo de Francisco de la Fuente es disponer de una reserva que garantice la demanda potencial de dos años, para lo que pretende acometer en 2016 las instalaciones interiores de parte de los edificios que se dejaron sin acondicionar para ahorrar costes ante la baja demanda inicial. Con los tres millones presupuestados se acometerán las obras en tres de los doce edificios del complejo Dinamiza, de modo que se dispongan de cinco plantas adicionales para ofertar a los clientes potenciales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión