Despliega el menú
Zaragoza

La fiscal compara a los anarquistas del ataque al Pilar con yihadistas

Pide 44 años para cada uno de los chilenos por el atentado de la Basílica y preparar otro en Monserrat. Reclama por las lesiones de una víctima y los daños para el Cabildo.

El atentado en la Basílica del Pilar afectó a cuatro bancos y el órgano, así como a una víctima.
El atentado en la Basílica del Pilar afectó a cuatro bancos y el órgano, así como a una víctima.
g. mestre

La fiscal de la Audiencia Nacional Teresa Sandoval compara al grupo anarquista Comando Insurreccional Mateo Morral, que reivindicó el atentado de la basílica del Pilar el 2 de octubre de 2013, con las células de base yihadistas a mediados de los 90. El Ministerio público señala que un documento intervenido en el domicilio de los acusados, los chilenos Francisco Javier Solar Domínguez y Mónica Caballero Sepúlveda, sobre la creación de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC), en las que están integrados, pretenden "extender la revuelta" a través de la "desestabilización" y "atacar al sistema".

El escrito de acusación de la fiscal, que se presentó en el Juzgado de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, para justificar que los acusados pertenecen a una organización terrorista describen que el modus de operandi de esta banda terrorista es "atacar al Estado mediante el artefacto incendiario o un explosivo de fabricación casera". Están integrados por un grupo reducido, que defiende la anarquía utilizando la violencia y son autónomos para que no los detecten.Llegada a España en 2012

Asimismo, la fiscal valora que "los grupos de afinidad insurrecionalista, como las células de base yihadista, tienen perfectamente identificado el enemigo genérico y, por lo tanto, no necesitan un órgano superior que los active para un ataque". Apunta que los colectivos más activos que impulsan la Federación Anarquista Informal/Frente Revolucionario Internacional (FAI/FRI)se implantaron en España desde el año 2012, como la creación de los GAC, y cometieron varios atentados terroristas de corte anarquista, como el de la basílica del Pilar.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional solicita un total de 88 años para los dos acusados, los chilenos Solar y Caballero, por los delitos de pertenencia a una organización terrorista (nueve años, cada uno), el delito de lesiones sufridas por una víctima (doce años), el delito de estragos terroristas por el atentado del Pilar (18 años) y de conspiración para cometer otro delito de estragos en la basílica del Montserrat (5 años).

Los dos acusados, miembros del Comando Insurreccional Mateo Morral, se desplazaron en autobús el 2 de octubre de 2013 desde Barcelona a Zaragoza "con el fin de colocar un artefacto explosivo, compuesto por una bombona de gas butano, dos kilos de pólvora negra y un reloj activador, en la Basílica de Nuestra Señora del Pilar". La fiscal estima que una vez que colocaron el artefacto el mismo hizo explosión a las 13.45 en la nave central del altar mayor de la catedral ocasionó con su radio de acción lesiva, de al menos 26 metros de alcance y ocho de altura, heridas a Marta G. S., quien sufrió una otalgia con sangrado en el oído izquierdo y perforación del tímpano, contracturas musculares y un cuadro ansioso. La víctima tardó 60 días en curarse y le quedaron secuelas como síndrome de estrés postraumático y déficit de agudeza auditiva en el oído izquierdo con la pérdida de 30 decibelios. El escrito de acusación recuerda que cuando se produjo la explosión en la basílica había un grupo de 50 turistas norteamericanos con su guía y tres personas se quedaron retenidas en el ascensor de una de las torres. Ninguno de ellos sufrió lesiones.

Aunque se hizo un aviso escasos minutos antes desde una cabina pública en la calle de San Martín (esquina con la Conde de Aranda) se avisó a un centro de estética y al creer que era una broma no se avisó a organismos oficiales. Luego se reivindicó en una web para organizaciones anarquistas insurrecionalistas.

Etiquetas
Comentarios