Despliega el menú
Zaragoza

La esperanza de vida de los aragoneses ha aumentado casi tres años desde el 2000

La cifra pasa de los 80 a los 82,96 años, y la edad media en la Comunidad se sitúa en 43,85. Si se mantiene la tendencia, los niños que nacen ahora podrían superar los 100 años.

La esperanza de vida de los aragoneses ha aumentado casi tres años desde el 2000
La esperanza de vida de los aragoneses ha aumentado casi tres años desde el 2000

Vivimos más y somos más viejos. Desde el año 2000, los aragoneses hemos ganado tres años de esperanza de vida (de los 80 años a los 82,96), aunque el envejecimiento de la población ha hecho que la edad media en la Comunidad haya pasado de los 42,77 a los 43,85 años. Las más longevas son las mujeres, que llegan de media a los 85,85 años. La cifra para los varones es de 80,07.

Ese aumento responde "a un muy buen sistema sanitario, que es capaz de resistir hasta los peores envites de la crisis y de los recortes", explica María Zúñiga, profesora de Geografía Humana de la Universidad de Zaragoza. Y el fenómeno, además, parece imparable. Según la experta, "una vez que las enfermedades cardiovasculares están medianamente controladas, lo que lleva sucediendo desde los 90, parece posible que la esperanza de vida se incremente en tres meses y medio cada año, lo que implica que los niños que nacen ahora es probable que superen los 100 años de edad".

Los datos sobre la esperanza de vida de los aragoneses aparecen recogidos en la última edición del informe ‘Datos Básicos sobre las Mujeres’, que cada año edita el Instituto Aragonés de Estadística. Aunque el trabajo se centra en las féminas, su contenido sobrevuela aspectos de toda la sociedad y permite vislumbrar las principales características demográficas de la Comunidad.

Así, en Aragón hay 1.325.385 personas (135.477 más que en 2000), de las que 586.122 son hombres y 603.786, mujeres. De ellos, 488.632 tienen entre 25 y 49 años, el grupo de edad más numeroso.

El informe retrata muy especialmente a las familias. Y aunque el tango dice que veinte años no es nada, ha hecho falta mucho menos para que el panorama familiar aragonés cambie de forma radical. Muchas cosas que en el año 2000 eran poco habituales, ahora son la norma. Así, por ejemplo, con el arranque del siglo apenas un 20% de los matrimonios eran solo civiles, mientras que la cifra se eleva ahora al 61,5%.

También sube la edad a la que los aragoneses contraen matrimonio. Si en 2000 la media para ellos era de 30 años y para ellas de 27,9. La cifra se ha elevado a los 34,6 para los varones y 32,4 para las mujeres.

Y eso, en el caso de los que deciden casarse, pero esta opción parece estar de capa caída. Frente a los 5.579 matrimonios que se celebraron en Aragón en 2006, en 2013 la cifra se quedó en 4.376. La tasa de nupcialidad, que establece cuántas bodas se celebran por cada mil habitantes, ha bajado del 5% en 2000 al 3,3% de 2013.

Eso no significa que a los aragoneses no les guste vivir en pareja. De los 540.197 hogares que hay en la Comunidad, la mayoría (55,9%) están formados por dos adultos, con o sin hijos. "Lo de casarse cada vez está menos de moda –confirma Zúñiga–. Aunque la manera predominante de convivir en pareja en Aragón sigue siendo el matrimonio, la cifra de parejas que conviven sin casarse (pareja de hecho o de otro tipo) se ha incrementado notablemente. Entre los dos últimos censos ha pasado de 6.465 parejas de hecho en 2001 a 25.220 en 2011. Es decir, de suponer un 1,9% del tipo de convivencia en pareja, a un 6,5%". En este sentido, la cifra de recién nacidos hijos de madres no casadas ha pasado del 11,9% al 35,9%. Entre estas mujeres hay madres solteras, pero la mayoría viven con el padre de su hijo, aunque sin papeles de por medio.

La recesión económica de los últimos años también ha condicionado muchos aspectos de la vida familiar de los aragoneses. Entre ellos, cuántos hijos se tienen: "El número de niños nacidos es un buen indicador de la situación económica, pero si hacemos caso a esto, aún no podemos decir que la crisis ha pasado: en 2013 nacieron en Aragón 318 niños menos que en 2012, aunque en 2014 solo fueron 63 menos ¿Estará más cerca el momento en que cambie la tendencia?", se pregunta Zúñiga.

La crisis estaría, además, detrás de la caída de los divorcios. "El coste de mantener dos viviendas, de abogados… puede ser demasiado en momentos de situación económica precaria", señala la experta. En los últimos años se ha llegado a cifras similares a las de 2001 (2.436 disoluciones): en 2013 hubo 2.259, aunque en 2014 volvieron a subir hasta 2.498. De momento, son solo datos estadísticos. Habrá que ver si auguran un cambio de ciclo económico.

Etiquetas
Comentarios