Despliega el menú
Zaragoza

Cuatro de cada cinco inquilinos que afrontan un posible desahucio tienen hijos a su cargo

El 68% de estas familias que acuden a Zaragoza Vivienda subsisten con ayudas sociales. Desde que se inició en julio, la mediación en alquileres ha atendido 84 casos. Desde que se estrenó el programa de mediación hipotecaria, en julio, se han atendido 84 casos.

Concentración de Stop Desahucios frente a la DGA.
Retrasan los dos desahucios previstos para hoy
M. S. Z.

La amenaza de quedarse sin techo se cierne sobre una cantidad nada desdeñable de familias en la capital aragonesa. Desde el 28 de julio hasta ahora, la Oficina de Zaragoza Vivienda ha tramitado 84 expedientes de inquilinos deudores y en situación de riesgo, de los que ya ha cerrado 48, con distintas alternativas a quedarse en la calle.

La mayoría de los afectados, además, tiene hijos a su cargo, una circunstancia se da en cuatro de cada cinco inquilinos con impagos (en concreto, el 79% de los 72 casos registrados hasta octubre). Esta situación no afecta solo a matrimonios o parejas de hecho (que suman más de la mitad de expedientes y en casi todos ellos existe descendencia), sino también a numerosas separaciones o divorcios (los casos con hijos suman un 25% del total) e incluso a las situaciones de viudedad o de familias monoparentales.

Este es el perfil sobre la situación familiar de los hogares en riesgo, según los datos del nuevo programa de mediación en arrendamientos de la Oficina de Vivienda, que arroja una media mensual de 24 expedientes desde su creación a finales de julio. A ellos hay que añadir los 11 casos al mes de mediación hipotecaria (117 en lo que llevamos de año), lo que supone que estos servicios municipales atienden al menos a un afectado al día por un posible desahucio, si bien el mayor problema reside actualmente en los alquileres.

En el plano económico, el 62,5% de los casos de impagos de arrendatarios corresponde a situaciones económicas precarias o de pobreza: disponen de ayudas de la Seguridad Social o del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (como el Ingreso Aragonés de Inserción) mientras que el 7% no cuenta con ingresos. Un porcentaje idéntico se da entre quienes sí computan ingresos propios de trabajo o autónomos.

Finalmente, y en lo que hace referencia a la procedencia de quienes reconocen impagos, hay que reseñar que el 31% son de nacionalidad extranjera (con un 23,6% de africanos y el 7% americanos).

El programa de mediación en arrendamientos ha sido hasta ahora una de las primeras medidas llevadas a cabo por el nuevo gobierno de Zaragoza en Común, incluido dentro de la mencionada Oficina de Vivienda. Esta unidad recibe la mayor parte de expedientes desde los distintos centros municipales, se organiza en colaboración con trabajadores sociales y abogados, trata de mediar con los propietarios y, si ello no es posible, busca una solución en forma de alquiler social.

De los casos registrados hasta octubre, en una quinta parte estaban previstos juicios verbales de desahucio con fecha próxima de alzamiento judicial (seis para este mes, seis en diciembre y dos en enero). Si se tiene en cuenta su situación de precariedad, en un tercio de casos no existían deudas pendientes previas, en la mitad existe una demanda de desahucio por parte del arrendador y en al menos 15 de ellos se realiza una mediación ante ocupaciones de viviendas sin título alguno, pero en las que se presume una buena fe, según el criterio de los actuales responsables del área de Vivienda, que dirige Pablo Híjar, de ZEC.

"Hasta ahora hemos conseguido que todos los desahucios de los que tenemos constancia hayan tenido una alternativa", afirma Sergio Castells, coordinador de la Oficina de Vivienda.

Etiquetas
Comentarios