Despliega el menú
Zaragoza

​Una oficina de Correos sin ordenador ni teléfono en Garrapinillos

Los vecinos se quejan de la precaria situación de la sucursal del barrio y de su falta de servicios. Correos ya ha anunciado mejoras.

Oficina de Correos en Garrapinillos.
Oficina de Correos en Garrapinillos.

Ni comprar sellos, ni hacer envíos de cierto porte, ni pedir facturas. Aunque vivamos en la era de internet, las cartas y los carteros aún siguen existiendo, aunque en el barrio de Garrapinillos parece que lo tienen un poco más difícil.

La Asociación de Vecinos Peramán ha enviado una queja a Correos ante el malestar de los vecinos por la precaria situación de la oficina del barrio. "Nos parece tercermundista que en pleno siglo XXI una oficina de Correos de una población de más de 5.000 habitantes no disponga de teléfono, ni ordenador, por lo que no podemos ni solicitar una factura de los servicios prestados, y para cualquier cosa tenemos que ir hasta la oficina de Utebo", apuntan desde la entidad vecinal.

También se quejan de que no pueden comprar sellos, ni cuentan con un apartado de correos, con lo que supone de inconveniente para las empresas de la zona. Para más inri, lamentan que el único peso del que disponen ha estado varias semanas estropeado por lo que "una carta que pese un poco más de lo normal ya no podemos enviarla y tenemos que desplazarnos también a Utebo".

Otro de los asuntos que han trasladado a la empresa es la falta de regularidad del servicio en algunas zonas del barrio. "Hay muchas torres y están muy diseminadas, y por allí pasan una o dos veces por semana", comentan.

Desde la asociación de vecinos destacan que "los empleados que trabajan en la oficina son muy trabajadores y ellos no pueden hacer nada", por lo que decidieron elevar la queja a la empresa.

Desde Correos lamentaron estas deficiencias y explicaron a este periódico que “a pesar de que en dos ocasiones hemos reparado la balanza, no ha surtido efecto y estamos de nuevo reparándola”, por lo que esperaban que estos días volviese a estar operativa.

También informaron que se solicitará la instalación de línea telefónica en este local con el objeto de facilitar las comunicaciones con los ciudadanos.

Además, con vistas a 2016 la empresa “va a estudiar la posibilidad de mejorar los servicios de atención al público en este barrio”, una mejora que “posibilitaría convertir la oficina de Garrapinillos en oficina en red, con lo que aumentarían los servicios disponibles para los vecinos”, apuntaron desde Correos. Esta transformación que valorarán supondría que el local pasaría a ser “lo que denominamos oficina satélite, lo que supone prestar los servicios como en una sucursal urbana del centro de Zaragoza”, explicaron desde la empresa postal.

Etiquetas
Comentarios