Despliega el menú
Zaragoza

Hacienda concede a Zaragoza 45 millones para sentencias pese a la deuda del tranvía

El Ayuntamiento recibe íntegramente el Fondo de Impulso; si quiere optar en 2016 deberá acudir a un mecanismo de más control al incumplir los objetivos financieros.

El concejal de Economía del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés.
El concejal de Economía del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés.
asier alcort

El Ministerio de Hacienda comunicó ayer al Ayuntamiento de Zaragoza la concesión del Fondo de Impulso para pagar sentencias firmes, por valor de 44,8 millones, a pesar de que los 200 millones del tranvía complicarán de forma considerable su plan de reducción de deuda de cara a 2018, habida cuenta de que el propio fondo es una carga financiera más. Este plan de deuda fue uno de los argumentos esgrimidos en julio por el interventor municipal a la hora de solicitar esta vía de financiación.

Este fondo permitirá pagar a través de un crédito 38 sentencias firmes antes del próximo 31 de diciembre. Fuentes del Ministerio de Hacienda afirmaron ayer a este diario que, si en lo sucesivo incumplen los objetivos de deuda y de estabilidad, Zaragoza no podría optar de nuevo a este mecanismo en 2016 (año en el que se espera tener que hacer frente a otros 46 millones). A cambio, podría recurrir al fondo de Ordenación, otra? línea de financiación con el mismo tipo de interés (el 1,3%) pero con mayor vigilancia estatal y la necesidad de un nuevo ajuste.

Hacienda dio la autorización a las ciudades que han accedido a este fondo según sus datos de deuda de 2013, que era el último registro oficial en el momento en que se creó el fondo. De esta manera, concedió la operación pese a que, según el interventor, se incumplía el objetivo de deuda pública (por encima del 110% de ratio) gracias a un plan de reducción de deuda que hasta ahora no ha computado los 200 millones del tranvía.

En estos momentos, en su plan contable, el Ayuntamiento reconoce una deuda viva de 821 millones (próxima al 120%) y, aunque se pretende bajar en diciembre a 813, ambas cifras están lejos de los 782 millones que marcaba el mencionado plan de reducción como previsión para este año (lo que representaría una ratio del 116%). Sin embargo, a todo ello habrá que sumar de entrada los 200 millones del tranvía, con lo que esta ratio se dispara a casi el 145% y, para reducirla de cara a 2018, se haría necesario amortizar de 85 a 55 millones anuales en los próximos ejercicios (es decir, incrementar las cantidades previstas en esta amortización de forma considerable, según fuentes del PP). Este partido, de hecho, preguntará en la próxima comisión de Economía sobre cómo pretende amortizar el gobierno los 200 millones de esta deuda.

Por otro lado, en el caso de la estabilidad presupuestaria (la cifra de ingresos menos gastos), el informe del plan de ajuste que firma el interventor señala que en el tercer trimestre era de 44,59 millones y que la previsión de aquí a final de año será que se reduzca a solo 1,9 millones (fruto, precisamente, de la deuda que supone para el Ayuntamiento el fondo de Impulso). Sin embargo, falta de computar en este sentido la "deuda oculta" que denunció en septiembre el concejal de Economía, Fernando Rivarés.

Etiquetas
Comentarios