Despliega el menú
Zaragoza

El Ayuntamiento adeuda más de 186.000 euros a los trabajadores por las horas extra de 2014

Personal quiere reducir el plazo de pago de este concepto, que la anterior Corporación fijó en un año.

Control de seguridad vial por la Policía Local
La Policía Local es uno de los servicios que más horas extra acumula

El colectivo de trabajadores del Ayuntamiento de Zaragoza tiene en estos momentos pendiente el cobro de 186.178 euros correspondientes a las horas extraordinarias trabajadas a lo largo del año 2014, según los datos que el área de Personal y Servicios Públicos facilitó este lunes.

El Consistorio arrancó el año con una deuda total de 660.767 euros en este concepto, pero a fecha de hoy ya ha detraído 474.589 euros de la columna del debe. Los responsables del área, que el viernes se reunieron con los trabajadores y abordaron, entre otros, este asunto, aseguran que la idea es reducir los plazos de pago.

El anterior equipo de Gobierno alargó la demora de abono de las horas extra hasta un año y la intención del actual es "rebajarla hasta un máximo de tres meses". A los 186.178 euros no satisfechos del curso 2014 deben sumarse las horas tampoco pagadas desde el 1 de enero de este año.

La concejal popular María Jesús Martínez preguntó sobre esta cuestión en la comisión del área celebrada este lunes y reclamó que "se recurra a los 512.000 euros disponibles en una partida específica para hacer frente a los pagos pendientes antes de diciembre".

Calendarios trimestrales

Jesús Gómez, portavoz de CSIF en el Ayuntamiento de la capital aragonesa, recuerda que "la Policía Local, por ejemplo, aún no ha cobrado las horas extra de las fiestas del Pilar de 2014, siendo uno de los servicios municipales que se ve obligado a redoblar esfuerzos en mayor número durante esas fechas".

Lo ideal, indica Gómez, es que "se aborden unos calendarios trimestrales de pago y se cumplan, tal y como nos planteó la jefa de servicio en la reunión" del pasado viernes.

Declaraciones complementarias

Uno de los problemas inherentes al retraso en los abonos de las obligaciones contractuales es que los empleados se ven obligados a realizar latosos papeleos para ponerse al día con el fisco.

"Te encuentras con que tienes que hacer declaraciones complementarias por cantidades ridículas. Yo, por ejemplo, tuve que recuperar todos los datos de la declaración del año anterior y hacer las gestiones para poder cobrar 26 euros", señala Gómez.

Etiquetas
Comentarios