Despliega el menú
Zaragoza

El juzgado archiva el caso de las obras de Sos que imputaron al exvicepresidente de la DPZ

En el auto, la obra principal se califica como "ejemplar" y se recuerda que el fiscal no vio indicios de delito contra el popular Juan Arboniés ni el secretario de la mancomunidad.

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ejea de los Caballeros ha archivado la denuncia contra el que fue vicepresidente segundo de la Diputación Provincial de Zaragoza, Juan Arboniés (PP), por presuntas irregularidades en la gestión económica de unas obras realizadas en Sos del Rey Católico y llevadas a cabo por la mancomunidad Altas Cinco Villas. Arboniés, que presidía esta entidad supramunicipal, fue imputado por esta causa junto al secretario de la misma y también de los ayuntamientos de Sos y Undués de Lerda, Julio Conde.

En el auto, la juez recalca que la Fiscalía ha pedido archivar las diligencias y, sin hacer conclusiones ni valoraciones propias, se limita a recopilar lo que han ido diciendo los informes y los testigos. La ejecución de la obra principal es calificada de "ejemplar" en el auto y se recuerda que el Ministerio Fiscal considera que los hechos no son constitutivos de infracción penal, ya que no se aprecian indicios de la posible comisión de un delito de malversación de caudales públicos ni de un delito de falsedad documental que se atribuía a los imputados.

La denuncia del exalcalde

El exalcalde de Sos Jesús Iso –entonces también del PP, aunque ahora continúa como concejal en el Ayuntamiento por el grupo Compromiso con Aragón– denunció ante la Fiscalía el presunto desvío de dinero en la segunda fase de la renovación de las redes de agua de Sos en 2013. El Ministerio Público estudió la denuncia y decidió remitirla al juzgado porque apreciaba indicios de falsedad documental y malversación de caudales públicos.

El mismo día en que se supo esto último, el también alcalde de Undués de Lerda, Juan Arboniés, dimitió como vicepresidente de la DPZ y de la mancomunidad en junio de 2013. No obstante, este no fue imputado hasta casi un año y medio después. La magistrada que instruyó el caso llamó a declarar como imputados tanto a Arboniés como a Conde, aunque en su providencia no especificó el posible delito por el que citaba al alcalde y al funcionario, sino que acordó llamarlos como imputados "visto el contenido que presentan las anteriores actuaciones" realizadas durante la instrucción.

El fiscal y única acusación personada en la causa –ya que en un principio también estuvo Iso, pero la juez consideró que no tenía legitimidad para estar personado– considera que la subvención percibida por el municipio habría sido aplicada en su totalidad a obra pública. "No existiendo elementos –recoge– que permitan sostener lo contrario, ni tampoco que haya sido aplicada a fines distintos de aquellos para los que fue concedida, en cuantía superior a 120.000 euros". Además, incide en que no aprecia discordancias entre lo certificado y lo facturado.

El auto analiza pormenorizadamente todos los informes hechos durante el procedimiento en los que se ha examinado el destino de los fondos pertenecientes al Ayuntamiento de Sos tras la concesión de una subvención de 470.000 euros otorgada por la DPZ para la segunda fase de la renovación de la red de tuberías de agua del municipio durante el año 2012. En marzo de ese mismo año, el pleno de Sos acordó que estas obras las llevara a cabo la brigada de la mancomunidad Altas Cinco Villas, de acuerdo con el informe emitido por el secretario.

"Coste acorde al mercado"

La juez se refiere a las certificaciones emitidas y facturas que constan en autos y que cifran los trabajos en 499.643 euros, incluyendo el IVA y el coste de la dirección facultativa, y cita el informe de la DPZ de 2012. En este se concreta que "las obras ejecutadas corresponden a las que figuran en la liquidación, y que las facturas aportadas para la justificación son acordes con las obras ejecutadas y el coste de las obras es acorde con la valoración del mercado".

La magistrada hace referencia a otros dos informes posteriores de la DPZ (de los años 2012 y 2013) y a las declaraciones de dos técnicos de la mancomunidad en las que afirmaban que "todo el dinero recibido por el Ayuntamiento de Sos del Rey Católico se invirtió en la obra principal y en la ejecución de otras complementarias, adicionales o accesorias a la misma" y cita como ejemplo que se puso el gas, se hicieron rampas o se colocó una reductora de presión.

La magistrada redunda en esta idea añadiendo que, en la declaración de los dos imputados, tanto Juan Arboniés como Julio Conde reconocieron que los trabajos referidos a las obras subvencionadas tuvieron un importe inferior al que era objeto de subvención y que esta diferencia fue utilizada para acometer las citadas obras complementarias "no habiendo revertido el dinero que se concedió a través de la subvención en la mancomunidad, sino en la localidad de Sos".

En su día, el exalcalde de Sos Jesús Iso denunció que tanto esta obra como otras muchas de la mancomunidad Altas Cinco Villas se hacían presuntamente por menos dinero del que se certificaba. Sin embargo, la juez de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ejea se ha centrado solo en estos trabajos de la renovación de las redes de agua de Sos y ha decretado el sobreseimiento provisional de las actuaciones basándose en que la única acusación personada es el ministerio fiscal y este solicitó su archivo.

Etiquetas
Comentarios