Despliega el menú
Zaragoza

La Audiencia se opone a que los casos Plaza y Kartódromo se unan en una misma causa

Ricardo García Becerril pidió la acumulación de las dos investigaciones para, en caso de condena, salir beneficiado.

El exgerente de Plaza, Ricardo García Becerril, la primera vez que fue detenido en agosto de 2013
El exgerente de Plaza, Ricardo García Becerril, la primera vez que fue detenido en agosto de 2013
Guillermo Mestre

La Audiencia Provincial ha decidido que la macrocausa por la presuntas ilegalidades en la urbanización de la Plataforma Logística de Zaragoza (caso Plaza) y el bautizado como caso Kartódromo sigan instruyendo de forma independiente. De esta forma,la Sección I se opone a la petición del exgerente de Plaza y principal encausado en ambos procedimientos, Ricardo García Becerril, quien desde hace tiempo viene abogando por la acumulación de las dos investigaciones. Y lo hace porque cree que, en caso de condena, podría acogerse a más beneficios y obtener una pena de cárcel menor.

En el caso Plaza se investiga la presunta malversación de 150 millones de euros mientras que en el Kartódromo se analiza la compra de una parcela para construir los accesos a Plaza Imperial por un precio supuestamente superior al de mercado y el presunto cobro de una comisión de 661.000 por parte del exgerente Ricardo García Becerril y el exviceconsejero de Obras Públicas, Carlos Esco.

Casualmente, de la instrucción de sendos casos se encarga el mismo magistrado, José Ignacio Martínez, titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Zaragoza. Por ello, fue a este a quien hace unos meses se dirigieron los abogados de Becerril, José María Gimeno del Busto y José María Pabán, para requerirle que fusionara ambos procedimientos.

Los letrados argumentaban que en estos casos se imputan a su representado delitos conexos y de análoga naturaleza. Razón por la cual, decían, "la no acumulación de ambas causas por conexidad podría impedir aplicar a Becerril beneficios penológicos". Citaban, concretamente, los artículos 74 y 77 del Código Penal, que son los que regulan la continuidad delictiva y el concurso de delitos. Y hacían ver al instructor que dos condenas independientes podrían suponer un mayor número de años en prisión para su cliente.

Pero las razones apuntadas por esta defensa no convencieron al magistrado, quien desestimó la petición y continuó instruyendo ambas diligencias por separado. Becerril recurrió ante la Audiencia Provincial, que acaba de avalar ahora los argumentos del juez.

Hechos diferentes

"Los hechos objeto de ambas causas son diferentes, por lo que su enjuiciamiento separado no supondría romper la continencia de la causa.Ello implica que no hay conexidad obligada", explica el tribunal. Para la Audiencia, "tampoco hay datos que permitan apreciar la continuidad delictiva". Además, recuerdan los magistrados que esta puede suponer la aplicación de la pena superior en uno o dos grados, por lo que su aplicación no tiene por qué ser más beneficiosa para el acusado".

Etiquetas
Comentarios