Despliega el menú
Zaragoza

Detienen a un vecino de Calatayud tras intentar asesinar a su exmujer de un disparo

La pareja vivía en Belmonte, pero ella se fue hace un mes a Alicante tras poner una denuncia por violencia de género.

Una mujer de 39 años que residía hasta hace solo unas semanas en la comarca de Calatayud resultó ayer herida en la localidad alicantina de El Altet, después de que su exmaridole disparase con una escopeta. El pasado octubre la víctima había presentado una denuncia por violencia de género en el cuartel de la Guardia Civil de Calatayud, y sobre el presunto agresor pesaba una orden de alejamiento. Después de aquel hecho, la mujer se había trasladado con su hijo de 7 años a una vivienda de campo del municipio de Elche, donde tiene familiares. Hasta allí habría viajado su exmarido en la noche del martes al miércoles para, después de haberse agazapado junto a la vivienda, dispararle con una escopeta de caza ayer sobre las 8.15.

La concejal de Seguridad Ciudadana de Elche, Cristina Martínez, confirmó ayer a EFE que la mujer víctima del disparo llevaba casada con su presunto agresor diez años. La pareja residía en Belmonte de Gracián, y hacía unas semanas que ella se había marchado al núcleo de El Altet, con el hijo que tenían en común. El pequeñose encontraba ayer en la vivienda en el momento del suceso. El presunto agresor es cazador, aunque no contaba con licencia para tener armas en casa. Ayer hizo un único disparo a su exmujer, hiriéndola en una pierna por debajo del glúteo. La víctima tuvo que ser intervenida pero su vida no corre peligro. La detención del hombre se produjo poco después del disparo (sobre las 9.45) y, aunque no portaba el arma empleada en la agresión, sí indicó a los agentes el lugar donde se encontraba.Estupor entre los vecinos

Ayer el suceso dejaba impactados a los vecinos de la comarca de Calatayud, pues la pareja había llegado al municipio de la ribera del Perejil a vivir hace aproximadamente ocho meses. Según explicaron quienes los conocen, ninguno de los dos era oriundo de Belmonte de Gracián, pero se instalaron en una vivienda que compraron allí porque ella estuvo trabajando en una cooperativa de vino de la ribera, según relataron los vecinos. Con posterioridad, la mujer encontró otro empleo en una empresa de tableros de Calatayud.

Fuentes de la Guardia Civil en Aragón confirmaron que el pasado 10 de octubre la víctima había presentado una denuncia por violencia de género en Calatayud. Supuestamente, tras una discusión, el agresor pudo amenazarla con un arma, por lo que ella decidió marcharse a la provincia de alicante con unos familiares que acudieron a buscarla. El martes por la tarde el detenido, al que conocían en la localidad como ‘el gallego’, se despidió de algunos vecinos de Belmonte sin explicarles cuál era su próximo destino. Ayer el pueblo se vio sobresaltado doblemente. Primero al conocer que su vecino había sido imputado por un presunto delito de maltrato animal y, sobre todo, al conocer que había disparado a su exmujer.

Etiquetas
Comentarios