Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El Ayuntamiento niega que la deuda se dispare y el PP dice que se bloquean futuras inversiones

Rivarés indica que el lastre del tranvía solo afecta al déficit nacional y Suárez, que se daña la imagen.

Un tranvía, a la altura del paseo de la Independencia.
El Ayuntamiento niega que la deuda se dispare y el PP dice que se bloquean futuras inversiones
José Miguel Marco

Mientras el Ayuntamiento de la capital aragonesa queda en evidencia ante toda España por la deuda del tranvía, el gobierno municipal de Zaragoza en Común (ZEC) y el PSOE, responsable de todo lo ocurrido, dicen que no pasa nada. El concejal de Economía, Fernando Rivarés, no mostró ninguna preocupación y subrayó que los 200 millones de deuda del tranvía, que acaban de elevar en una décima el déficit de toda España, no afectarán ni a la deuda municipal ni a la ratio de endeudamiento de Zaragoza, cuya situación económica seguirá tan comprometida como hasta ahora. "No hay deuda oculta", reiteró.

El responsable de las cuentas municipales explicó que el interventor municipal, que viajó el martes a Madrid por este asunto, le ha precisado que esos 200 millones afectan al déficit nacional, pero en ningún caso al presupuesto, a la contabilidad y a la deuda del Ayuntamiento. Por lo tanto, a su juicio no serán necesarias ni nuevas restricciones ni tutelas por parte del Estado, que mantiene al Consistorio zaragozano en situación de intervención desde hace años.

Rivarés consideró que la fórmula de financiación del tranvía "no es la más prudente", pero recordó que cuando se contrató la infraestructura no había ninguna norma que impidiera hacerlo de este modo. E indicó que en Valencia o Madrid hay obras impulsadas de la misma forma que Zaragoza y citó además el caso de las depuradoras de la comunidad autónoma.

Rivarés decía esto mientras el responsable de las arcas municipales durante la pasada corporación y actual consejero de Hacienda de la DGA, Fernando Gimeno, declinaba hacer cualquier comentario. Por el PSOE y en la misma línea que Rivarés, el concejal Javier Trívez negó que la medida vaya a tener un impacto sobre la economía municipal, ya que recalcó que se trata de una "cuestión contable". El edil socialista subrayó también que la concesionaria del tranvía asume la amortización de la deuda y que esta, al contrario de lo que afirma Hacienda, no se "ocultó" porque está imputada a la empresa del tranvía. "El PP podrá decir que todo es un desastre, pero la realidad es que no deja de ser una artimaña contable que solo afecta al déficit de España", sentenció."Gimeno está inhabilitado"

El portavoz del PP Eloy Suárez fue muy duro y recordó que su grupo político lleva cuatro años denunciando esta situación. "Al final, la política del mayor ayuntamiento de izquierdas de España ha sido engañar con las cuentas", afirmó Suárez, que exigió al gobierno de ZEC la presentación de un nuevo plan de reducción de la deuda y de un plan de ajuste. "Esto va a obligar a amortizar 30 millones de euros más al año e imposibilita al Ayuntamiento a acceder a cualquier inversión", declaró Suárez. "Y esto lo ha hecho el responsable de las arcas autonómicas. Gimeno está inhabilitado para gestionar ni un solo euro de la comunidad", afirmó el portavoz del PP, que además recordó que esto bloquea cualquier posibilidad de construir la línea 2 del tranvía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión