Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza promoverá la inscripción de personas sin hogar en el padrón

Los municipios deben aceptar como domicilio válido cualquier lugar donde viva una persona.

Lleno en el albergue municipal
Albergue municipal de Zaragoza
HA

Los trámites para acceder a viviendas de protección oficial, a las ayudas a la dependencia, al Ingreso Aragonés de Inserción e incluso a una plaza escolar exigen el empadronamiento. Constar en el padrón municipal es fundamental para que las personas en situación irregular tengan acceso a los servicios básicos y no estarlo deniega de forma automática el acceso a las ayudas sociales de titularidad municipal y autonómica.

Desde hace más de diez años, los centros municipales de servicios sociales permiten empadronarse en sus instalaciones a personas sin hogar para que nadie se quede tirado en un limbo administrativo. Sin embargo, la medida no está demasiado extendida y los albergues municipales de Huesca y Teruel no tienen a ninguna persona empadronada. El de Zaragoza, por el contrario, empadrona a una media de 20 personas anuales y en los últimos cuatro años el propio albergue se ha declarado como domicilio habitual de 86 transeúntes.

Una resolución publicada el pasado mes de marzo en el Boletín Oficial del Estado recuerda a los ayuntamientos de todo el país que el padrón municipal "debe reflejar el domicilio donde realmente vive cada vecino", al margen de "las controversias jurídicoprivadas" sobre la titularidad de la vivienda y de las "circunstancias físicas, higiénicosanitarias o de otra índole" que afecten al domicilio. En consecuencia, los pisos ocupados y las denominadas infraviviendas "pueden y deben" figurar como domicilios válidos y los vecinos de un municipio pueden empadronarse en chabolas, caravanas, cuevas, bancos o coches abandonados, siempre y cuando vivan allí de forma habitual.

Sin embargo, los matices y 'peros' de esta resolución generaron varias interpretaciones y dudas entre los trabajadores municipales y en lo que va de año el Ayuntamiento ha denegado a varias personas su inscripción en el padrón, según las quejas y los expedientes de oficio tramitados desde enero por el Justicia de Aragón.

En respuesta a un toque de atención al Consistorio sobre este asunto, el Ayuntamiento de Zaragoza ha anunciado que va a distribuir una circular interna entre sus trabajadores para dejar claro que cualquier vecino de la ciudad puede empadronarse allí donde resida, siempre y cuando sea factible que el interesado reciba en esa dirección las comunicaciones oficiales.

Fuentes municipales reconocen que es complicado establecer un límite y determinar a qué domicilios pueden o no llegar las comunicaciones. Contactar por correo ordinario con personas instaladas en asentamientos chabolistas puede resultar complicado y por eso la circular incentivará el empadronamiento de los sin techo de Zaragoza en dependencias municipales (centros de servicios sociales y centros cívicos, principalmente). En estos casos, los Servicios Sociales de la ciudad deberán intentar hacer llegar las notificaciones a sus destinatarios, aunque no garantizarlo.

En lo que va de año han aumentado las solicitudes de empadronamiento en el Albergue de Zaragoza y desde enero 25 personas se han inscrito en el padrón municipal a través de estas instalaciones, frente a las 15 personas de todo el 2014. Otras ocho personas inmersas en procesos de inserción están empadronadas en viviendas de Cáritas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión