Despliega el menú
Zaragoza

Sánchez Quero cree la DGA "tiene una deuda pendiente" con la provincia de Zaragoza

El presidente de la DPZ espera que el jefe del Ejecutivo aragonés la salde.

El socialista Juan Antonio Sánchez Quero, ayer, en su nuevo despacho como presidente de la Diputación de Zaragoza.
El socialista Juan Antonio Sánchez Quero, ayer, en su nuevo despacho como presidente de la Diputación de Zaragoza.
GUILLERMO MESTRE

El presidente de la Diputación de Zaragoza (DPZ), Juan Antonio Sánchez Quero, ha considerado que el Gobierno de Aragón "tiene una deuda pendiente" con la provincia y ha confiado en que el actual presidente de la Comunidad, el socialista Javier Lambán, la salde, colaborando con la institución provincial en proyectos "de envergadura" para los municipios.

Las localidades disponen de atractivos "más que suficientes" para favorecer su promoción, pero al mismo tiempo tienen "carencias muy grandes" en equipamientos e infraestructuras, por lo que "necesitamos el apoyo inexcusable del Gobierno de Aragón" para garantizar el progreso y desarrollo de la provincia.

"Tenemos que exigir a la DGA un mejor tratamiento para los 292 municipios" de los 293 que tiene la provincia, lo que denomina el Cuarto Espacio --que excluye a la capital--, porque en los últimos años mientras se ejecutaban proyectos en Huesca y Teruel, el Ejecutivo autonómico "no ha hecho ninguno que vertebre" la provincia zaragozana y "exijo el mismo trato".

En una entrevista con Europa Press, Sánchez Quero ha propuesto colaborar con el Ejecutivo aragonés en cultura y turismo, para aprovechar los recursos patrimoniales, naturales y turísticos de Zaragoza. Como ejemplo, ha mencionado que la iglesia de Tobed, donde es alcalde, está declarada como Patrimonio de la Humanidad.

En su opinión, el presidente aragonés Javier Lambán se ha mostrado "receptivo" a sus peticiones dado que, como exalcalde de Ejea y expresidente de la DPZ "ha sufrido la falta de apoyo del Gobierno de Aragón en determinadas cuestiones" y la ausencia de proyectos "emblemáticos".

"Mi objetivo es coordinarnos con el Gobierno de Aragón para que la gente que vive en el medio rural tenga las mismas infraestructuras, los mismos servicios y las mismas oportunidades" que el resto de los aragoneses.Tres meses muy intensos

Juan Antonio Sánchez Quero (PSOE) tomó posesión de su cargo el 25 de junio, recuperando así la Diputación para el PSOE tras cuatro años de gobierno de Luis María Beamonte (PP) que ocupó este cargo en 2011 tras doce años de mandato del socialista Javier Lambán. Con once diputados de 27, el PSOE gobierna en solitario la institución, en la que tienen representación los grupos de PP, En Común, Ciudadanos (C's), CHA y PAR.

Estos primeros meses "han sido muy intensos" y el clima con los grupos "ha sido muy cordial". Ha recordado que en su discurso de investidura solicitó a los empleados de la corporación, a los seis grupos y a los alcaldes su colaboración para favorecer la transparencia y modernizar la institución.

El equipo de gobierno socialista ha analizado las cuentas para comprobar su estado, que ha calificado de "bueno", aunque ha señalado que "nos encontramos con una legislación rígida respecto al techo de gasto y los remanentes" que limita la capacidad de actuación.

No obstante, ha expresado su disposición a ejecutar al cien por cien el actual presupuesto y ha avanzado que en el pleno del próximo 1 de octubre presentarán una modificación presupuestaria, por importe de "unos 6 millones", para las ayudas de Presidencia solicitadas por los municipios y que aún no han sido atendidas.

Además, "vamos a convocar otro plan de inversiones financieras sostenibles, con cargo a los remanentes, de unos 5 millones" y otros 600.000 euros para renovar los equipos informáticos de las localidades. También se impulsará la Agenda 21, que ya contaba con un presupuesto de 900.000 euros.

A finales de año, se revisarán de nuevo las partidas "para ejecutarlas al máximo" y se intentarán obtener 500.000 euros "para abonar la paga extra a los empleados públicos", un 25 por ciento de la cantidad restante que queda por sufragar. En caso de que este año no sea posible, se afrontaría todo el pago en 2016, "a finales de enero o febrero".Presupuestos de 2016

Sobre los presupuestos para 2016, ha dicho que "mi intención es aprobarlos el 31 de noviembre" y estarán entre los "150 o 155 millones" que quiere destinar a los ayuntamientos para atender las demandas de los ciudadanos.

En este punto, ha indicado que esta semana ha iniciado una serie de reuniones con los casi 300 alcaldes zaragozanos, "vamos a empezar desde Abanto y terminar en Zuera", para conocer sus necesidades y ha comprobado que "nos demandan no hacer tantos planes" sino que "haya un plan único" y que cada alcalde decida a qué dedicarlo según sus necesidades.

Se ha comprometido a analizarlo, siempre que se cumpla la legislación, para que "haya los mínimos planes que se pueda" y "la idea es agilizarlos al máximo". Su objetivo en estos años es favorecer una administración "ágil, eficaz y resolutiva".Dignificar a los alcaldes

Por otra parte, ha comentado que está "muy avanzada" la elaboración del Estatuto de los Alcaldes y Concejales, una propuesta que los ediles "acogen bien" y que tratará de recoger sus derechos, obligaciones, incompatibilidades y salarios o asignaciones.

"Los alcaldes tienen que recibir una asignación por el desempeño de su puesto de trabajo", ha sostenido, para abogar por "dignificar su labor" porque "todos estamos trabajando comprometidos con la ciudadanía". En todo caso, se establecerán incompatibilidades y quien reciba dietas de otras instituciones no podría percibir esta asignación.

Juan Antonio Sánchez Quero ha defendido el papel de las diputaciones, aunque ha estimado que quienes tienen que reivindicar su importancia "son los alcaldes", dado que estas instituciones "resuelven todos los problemas ante cualquier inclemencia en su municipio y estamos para eso, para ayudarles".

Diputaciones y comarcas "tienen que ser unas administraciones supramunicipales", las primeras para atender las necesidades básicas de las localidades y las comarcas "deben estar en el territorio sin competencias, como prestadoras de servicios", mientras que las competencias deben corresponder a los municipios y a la Comunidad, ha opinado.Relación "exquisita"

El presidente de la DPZ ha asegurado que la relación con el Ayuntamiento de Zaragoza y su alcalde, Pedro Santisteve (ZEC), es "exquisita". Han decidido prorrogar el plan de barrios, dotado con 6 millones de euros, y han acordado colaborar en materia de bomberos.

De la labor que podría desempeñar la Diputación ante la llegada de refugiados sirios, ha resaltado que "la DPZ puede colaborar mucho y estamos en disposición de colaborar todo, pero no queremos generar falsas expectativas", dado que "en su día" se puso en marcha un operativo para recibir a ciudadanos bosnios y finalmente "no se llevó a cabo".

La DPZ dispone de una partida para cooperación de 240.000 euros que "ponemos a disposición de las ONG o de quien haga falta" y, ha agregado, "me consta que algún ayuntamiento ha ofrecido sus albergues y sus recursos", pero ha llamado a coordinar los esfuerzos con el Gobierno aragonés para garantizar que la acogida se realice en buenas condiciones y sea "un éxito".

Por último, se ha referido al Parador del Monasterio de Veruela para lamentar que no se ha trabajado "con la agilidad necesaria, porque ya tendría que estar acabado". Ha explicado que acudirá al Ministerio de Industria, Energía y Turismo para conocer el estado del proyecto y espera que pueda abrir sus puertas el próximo año.

Juan Antonio Sánchez Quero es concejal en el Ayuntamiento de Tobed desde hace 24 años y alcalde del municipio desde 1995. Diputado en la DPZ desde 2003, de 2007 a 2011 fue vicepresidente segundo, responsable de nuevas tecnologías y delegado de la UNED y entre 2011 y 2015, portavoz socialista en las áreas de Economía y Hacienda. Es también secretario de Política Municipal del PSOE-Aragón.

Etiquetas
Comentarios