Despliega el menú
Zaragoza

El encierro andando de Novallas se celebra sin incidentes

Esta costumbre está declarada Fiesta de Interés Turístico en Aragón desde el año 2000.

Momento en el que las reses entraban en el casco urbano.
El encierro andando de Novallas se celebra sin incidentes
N. B.

Cada 15 de septiembre es un día señalado en el calendario para el pueblo de Novallas, cuando celebran su tradición taurina más conocida, el encierro andando. Esta costumbre está declarada Fiesta de Interés Turístico en Aragón desde el año 2000 y en esta ocasión, ha transcurrido sin incidentes.

“Es una tradición muy arraigada, la verdad es que es un encierro que el pueblo de Novallas lo vive a más no poder”, explica el concejal de Festejos, Eduardo Gracia.

Cientos de personas se repartían por los campos y la entrada al casco urbano para no perderse detalle del encierro. El recorrido se iniciaba en Santipol con una manada formada por mansos, bueyes y toros de la ganadería Hermanos Caminero de Palencia, que vuelve por segundo año al pueblo.

El encierro ha obligado a cortar la N-121 durante unos minutos, ya que a las 9 horas ha cruzado la carretera la manada de reses bravas guiadas por los mansos.

Este encierro data de finales del siglo XVIII, cuando el ganado para las fiestas llegaba a Novallas campo a través, pasando por caminos y varios municipios. Con la llegada de los camiones, se simplificó la tarea del transporte, pero las reses se siguieron soltando fuera del casco urbano para mantener la tradición.

Etiquetas
Comentarios