Despliega el menú
Zaragoza

Desarticulada una banda tras 47 robos en viviendas de Zaragoza

Han sido detenidos cuatro georgianos que cometían los robos en la zona del parque de Miraflores.

Cae una banda de georgianos que robaba en viviendas en la zona del parque Miraflores.
Cae una banda de georgianos que robaba en viviendas en la zona del parque Miraflores.
HA

La Policía Nacional ha desarticulado con la detención de cuatro hombres una banda organizada itinerante tras cometer durante el verano al menos 47 robos en viviendas de Zaragoza, que previamente marcaban con pequeños plásticos transparentes para comprobar que no había nadie en los pisos.

Se trata de cuatro hombres de 30 a 61 años, de nacionalidad georgiana, que fueron detectados el pasado viernes cuando ya habían marcado con plásticos unas dieciocho viviendas de la zona del parque de Miraflores en las que se estima que en al menos diez podrían haber conseguido robar.

De esta operación, denominada "Rosales" por la zona de la ciudad en la más han actuado y que sigue abierta sin que se descarten más detenciones, han informado este domingo en una rueda de prensa el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, el jefe del Grupo de Robos de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, Fernando Sánchez, y el comisario de la Brigada Judicial, Antonio Palomo.

Las investigaciones policiales, que se enmarcan en el dispositivo "Sable" puesto en marcha hace más de ocho años para la prevención de robos en viviendas durante el verano, comenzaron a mediados de agosto cuando se detectó la presencia de una banda procedente de otra ciudad de España especializada en la comisión de robos en viviendas sin causar apenas daños en las cerraduras.

Según ha explicado Sánchez, el "modus operandi" siempre era el mismo: colocaban plásticos en las puertas de las viviendas para comprobar que no había nadie y acceder en varios casos por la noche y en la mayoría sin ningún tipo de fuerza, utilizando ganzúas profesionales, llaves sin codificar o rompiendo los bombines.

De las viviendas sustraían fundamentalmente joyas y dinero y para cometer los robos, ha dicho Sánchez, seleccionaban una zona de la ciudad con un nivel económico medio-alto, sin estudiar previamente a los propietarios de los pisos, actuando "al azar" por toda la ciudad, ya que en algunas casas no han robado nada y otras estaban deshabitadas.

Comían y bebían en algunas viviendas

"Es tal la profesionalidad y la confianza que tienen que en algunas de las viviendas se han parado a comer y beber", ha destacado Palomo, quien también ha indicado que los detenidos no despertaban sospechas entre los vecinos, ya que iban bien vestidos.

Sánchez ha apuntado que en ningún caso han actuado en viviendas que estuvieran ocupadas, tratado de evitar los robos con violencia que conllevan penas mayores, y que están en contacto con otras unidades al tener constancia de que han estado en varias ciudades y determinar si han perpetrado más robos.

En estos momentos se desconoce dónde residían, aunque las bandas itinerantes nunca roban donde viven y se desplazan a ciudades próximas, a unos 100 o 200 kilómetros para actuar en el día, ha agregado.

En el vehículo que utilizaban se han hallado diversos efectos, entre ellos un ordenador portátil, numerosas herramientas (llaves inglesas y de grifa, destornilladores o linternas, que se están analizando para corroborar si se han utilizado en otros robos) y más de 3.000 euros en efectivo, ha concretado Sánchez.

Sin embargo, no se ha recuperado ninguna joya, ya que estas bandas suelen enviarlas a sus países. A los detenidos, que mañana pasarán a disposición judicial, se les considera responsables de al menos 47 robos en viviendas cometidos este verano en Zaragoza, con un pico desde mediados de agosto hasta principios de este mes y que han sido denunciados cuando sus propietarios han regresado a casa de las vacaciones.

Sánchez ha comentado que ya a principios de agosto fueron detenidos de madrugada otros dos ciudadanos georgianos cuando trataban de acceder a un domicilio en Zaragoza.

En los últimos años se han detectado en la capital aragonesa tres o cuatro bandas itinerantes de georgianos, que suelen ser células independientes, aunque siempre tienen una estructura jerárquica común y se investiga si en estos dos casos dependen de un "capo" al que dan cuenta de los robos.

El delegado del Gobierno de Aragón, por su parte, ha felicitado a la Policía por estas detenciones, que han evitado más robos este fin de semana y "por habernos librado -ha dicho- de esta peligrosa banda".  

Etiquetas
Comentarios