Despliega el menú
Zaragoza

Quedada perruna en el parque de Torre Ramona

La asociación de vecinos Tramacastilla quiere extender la iniciativa a otros barrios de la ciudad.

Uno de los perros asistentes a la Quedada Perruna
Uno de los perros asistentes a la Quedada Perruna
P.P.

Por tercer año consecutivo la asociación de vecinos Tramacastilla ha celebrado la quedada perruna del parque de Torre Ramona. Más de un centenar de perros y de doscientas personas se han encontrado este domingo en la mayor zona verde del barrio de Las Fuentes. 

La cita se consolida año tras año y en esta ocasión ha contado con el respaldo de 16 colaboradores, entre protectoras de animales y comercios del barrio relacionados. 

Desde la asociación de vecinos organizadora explican que todo comenzó hace tres años como una simple quedada, pero que poco a poco el encuentro va tomando forma y convirtiéndose en un evento lúdico-educativo que persigue mejorar las relaciones entre perros y personas en toda Zaragoza. 

"Queremos ampliarlo y llevarlo a otros barrios y pueblos de Zaragoza donde hay mucho abandono. Nos hemos puesto en contacto con todos los grupos políticos y con las administraciones y esperamos que nos apoyen porque esto es algo que puede beneficiar a toda la ciudad", informa Esperanza Calvo, portavoz de la asociación de vecinos Tramacastilla.

Talleres y desfiles

La quedada perruna de Las Fuentes ha contado por primera vez con la participación de Espacio Ítaca, que ha impartido un taller orientado a enseñar a los niños cómo relacionarse con los perros. El educador canino Eduardo Cabanillas ha colaborado después con un taller denominado 'Paseos saludables' y ha enseñado a los asistentes trucos para mejorar la sintonía entre perros y dueños en cada paseo: cómo llevar la correa, el estado de ánimo ideal, etc. En el tercer taller de la tarde, la peluquería canina Guau qué pelos ha solucionado dudas sobre cómo peinar a los animales. 

Además de un particular concurso canino donde no se premiaba la belleza sino al perro más viejo, al más grande, al más pequeño, al más cachorro y al mejor disfrazado... se ha celebrado un desfile de perros en adopción, para dar a conocer a los paseantes la labor de las protectoras y las opciones de adopción que ofrecen.

Entre ellos estaba Marte, un pastor alemán de unos cuatro años que apareció hace unos meses en Ricla con signos de haber sido atropellado. Una vez recuperado, el perro se ha convertido en "uno de los más buenos" de la protectora Cangatos (658 90 69 50). 

Al evento ha asistido también Luna, una de las pocas hembras que existen de Can de Chira, una raza propia del Pirineo aragonés que la asociación Can de Chira está intentando recuperar poco a poco.

Etiquetas
Comentarios