Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La mujer acusada de provocar el incendio de la residencia de Santa Fe está en prisión

La residente fue a declarar al juzgado desde el hospital y el juez decretó su ingreso en Zuera.

La mujer acusada de provocar el incendio de la residencia de Santa Fe está en prisión
La mujer acusada de provocar el incendio de la residencia de Santa Fe está en prisión

La mujer de 62 años que presuntamente provocó el incendio de la residencia Santa Fe, en el que fallecieron ocho residentes, fue encarcelada este viernes. La Guardia Civil de Zaragoza acudió por la mañana al Hospital Clínico Lozano Blesa, donde permanecía ingresada, para trasladarla  al juzgado en calidad de detenida. 

Según asegura la Guardia Civil, una vez que fue recibida por la autoridad judicial, se decretó su ingreso en prisión. Este mismo viernes por la tarde fue trasladada hasta el centro penitenciario de Zuera, donde se encuentra en estos momentos. 

La residente estaba supuestamente incapacitada por orden judicial, por lo que era inimputable. Sin embargo, el juez ha cambiado esta situación y se encuentra presa. Todavía se desconocen cuáles son los delitos que se le imputan. 

La mujer se encontraba en observación psiquiátrica por recomendación de los médicos, según explicó días después del incendio el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya. Asimismo, señaló que se consideró necesario que fuera vista en la unidad de psiquiatría "debido a su enfermedad anterior". Respecto a esta dolencia, el consejero se amparó en la ley de privacidad y protección de datos para no dar más información.

Según las informaciones que han ido apareciendo durante las últimas semanas, la residente, que llevaba cerca de un año en el centro de Santa Fe y tenía un comportamiento conflictivo, se encontraba el sábado alterada ya que había discutido con su hijo. Pasadas las once de la noche, cuando los ancianos ya descansaban, se hizo con un mechero y presuntamente prendió fuego al colchón de una de las habitaciones de la primera planta que estaba vacía.

Después, se dirigió a la planta baja y le dijo a Sara, la cuidadora, que había fuego arriba. Cuando la cuidadora subió a la habitación, las llamas llegaban ya hasta el techo y cogió un extintor que vació por completo en la habitación. La virulencia del fuego era tal que, a pesar de que echó un segundo extintor, no sirvió de nada.

La trabajadora bajó a la planta baja, en la que se alojan los ancianos que precisan asistencia, y los fue sacando poco a poco. En total, fueron once los evacuados, la mayoría octogenarios y el más mayor de 99 años. Sin embargo, no se pudo evitar el fallecimiento de 8 ancianos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión