Zaragoza
Suscríbete

El juicio por el crimen de Cadrete será el 29 de octubre

Cristóbal Morales será juzgado por presuntamente asesinar y descuartizar a su pareja.

El 29 de octubre se celebrará ante un jurado popular la vista por el denominado 'crimen de Cadrete', un caso por el que será juzgado Cristóbal Morales por presuntamente asesinar y descuartizar a su pareja, Vanessa Barrado, y tres de sus hermanos, acusados de encubrimiento, hurto y estafa.

Los restos de la mujer aparecieron en bolsas de basura meses después de su muerte en una chopera de Cadrete (Zaragoza), a un centenar de metros de la vivienda que compartía la pareja con una hija y dos hermanos de Cristóbal, según el auto de la Audiencia Provincial de Zaragoza, que fija como hechos justiciables esta causa.

Los hechos se remontan, según las acusaciones, a la noche del 28 al 29 de junio de 2012 cuando Cristóbal, el único que está en prisión, y Vanessa, que entonces tenía 27 años, entablaron una fuerte discusión al comunicarle la joven que quería acabar la relación sentimental que mantenían desde 2009.

En el transcurso de la discusión, el hombre presuntamente cogió un cuchillo de cocina y la degolló mortalmente. Posteriormente, descuartizó el cuerpo, según la acusación, con la ayuda de sus hermanos y durante meses mantuvo ante la familia de la joven fallecida que ésta se había marchado de casa para comenzar una nueva vida.

El 14 de octubre de 2013, unos labradores de Cadrete encontraron restos humanos de la joven en tres bolsas de basura, que se confirmaron al cotejar el ADN con su hija, revelaron finalmente que los restos eran de la joven Vanessa.

Por su presunta implicación en los hechos fueron detenidos los Cristóbal Morales, como presunto autor del crimen, y sus hermanos Juan Manuel y Miguel Ángel a quienes acusan de participar en el descuartizamiento, encubrimiento, hurto y receptación.

También fue detenida su hermana Jessica, cuya declaración precipitó al parecer la intervención contra sus hermanos, con los que no vivía, por vender por unos 2.000 euros unas joyas de la víctima que le había dado Cristóbal.

Los cuatro hermanos están acusados de encubrimiento, estafa y hurto, ya que decidieron hacerse con el dinero que Vanessa cobraba mensualmente (357 euros) fruto de una prestación social que percibía por una discapacidad mental.

Los hermanos llegaron incluso a disfrazarse para conseguir durante varios meses sacar del banco el dinero de la prestación, además de otras cantidades, según la acusación particular, que también pidió el procesamiento de los hermanos por pertenencia a grupo criminal.

Por estos delitos, el fiscal ha pedido seis años de cárcel para cada uno de ellos, mientras que para Cristóbal solicita más de 20 por el presunto asesinato de su pareja.

La acusación particular pide, por su parte, para Cristóbal 20 años de cárcel y entre 10 y 15 años para sus hermanos, mientras que la defensa de éstos rechaza su implicación y considera que se trata de un crimen pasional fruto de las desavenencias de la pareja.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión