Zaragoza
Suscríbete

El Ayuntamiento talará catorce árboles del centro de Zaragoza

Se trata de trece ailantos y un chopo en los que se ha detectado alto riesgo de caída.

Zona donde se colocarán setos.
Zona donde se colocarán setos.
Ayto. Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza ha ordenado, a lo largo del mes de agosto, la tala de 14 árboles en el eje Fernando el Católico-Gran Vía por motivos de seguridad. La sustitución de estos elementos se hace imprescindible, dado que existe alto riesgo de que caigan en caso de inclemencias adversas.

Estos (un chopo y trece ailantos) serán sustituidos por otros árboles del máximo porte posible cuando llegue la época propicia para ello –la denominada “parada vegetativa” por los expertos-. El Ayuntamiento de Zaragoza, a través de su servicio de Parques y Jardines, lleva tiempo controlando el estado del arbolado en este céntrico bulevar de Zaragoza.

Ya antes de la realización de las obras del tranvía, se tenía conocimiento del delicado estado de muchos de los ailantos y plátanos de ese entorno, todos ellos de edad avanzada y aquejados de diversa problemática. Las obras fueron, asimismo, un factor negativo para su desarrollo posterior. Ahora, y tal y como está recogido en el contrato de mantenimiento de la Línea 1, la Sociedad de Economía Mixta del Tranvía será la encargada de realizar esta tala y posterior reposición de los árboles afectados. Estos trabajos se realizarán en horario nocturno, para no interferir en este servicio de transporte público.

Una especie invasiva y desaconsejada La gran mayoría de los árboles que se eliminan (13 de 14) son ailantos (Ailanthus altissima), especie catalogada como invasora por el Real Decreto 630/2013 de 2 de agosto y, además, tipificada como “desaconsejada o prohibida” en el anejo 1 de la Ordenanza Municipal de Protección de Arbolado Urbano. Asimismo, es conocido que el ailanto es un árbol con elevado riesgo de sufrir roturas o desgajamientos de sus ramas, incluso sin necesidad de viento. Aunque el hecho es que, afortunadamente, no se ha producido por ahora ningún incidente en el eje Gran Vía-Fernando el Católico, se ha preferido actuar lo antes posible para minimizar cualquier riesgo, a la vista del estado de los árboles citados. Cabe recordar que, en Zaragoza, caen cada año más de 300 árboles por motivos diversos, la mayor parte de ellos pinos, en todos y cada uno de los distritos y barrios. Además de los ailantos y el chopo, el servicio de Parques y Jardines tiene previsto realizar un estudio más profundo, con un sistema específico de radar, que determinará el estado de otros árboles de la zona, la mayor parte plátanos.

En función del resultado de esa prospección, se determinarán las acciones a llevar a cabo en los próximos meses. En principio se estima que podrían verse afectados un total de otros 47 árboles que, también, serían sustituidos. Se seguirá, además, controlando el estado del resto del arbolado para actuar donde fuera necesario. Al igual que en el caso de los 14 anteriores, los trabajos de sustitución serán sufragados por la SEM Los Tranvías de Zaragoza. Renovación de arbolado y de jardines.

El objetivo del Consistorio es no sólo garantizar la seguridad en la zona –que es la gran prioridad- sino, también, aprovechar la ocasión para renovar y mejorar la masa arbórea en esa zona, así como el contenido y estética del ajardinamiento. Así, está previsto realizar no sólo la sustitución de estos árboles, sino aprovechar para modificar la ubicación de los mismos, distanciándolos en lo posible de la plataforma del tranvía para favorecer así un desarrollo equilibrado de sus raíces. Asimismo, se introducirán otras especies, entre las que se barajan plátanos, árboles del amor y árboles de los farolillos, aunque este extremo se quiere tratar con las organizaciones supravecinales al objeto de encontrar el mayor consenso posible.

Aprovechando estos trabajos, se plantarán más árboles que los ya existentes y se llevará a cabo –en este caso, con presupuesto municipal- una renovación de los ajardinamientos de la zona, cuyas especies no han dado los resultados previstos en la urbanización generada por el tranvía y habían recibido críticas desde el punto de vista estético. Los jardines serán renovados introduciendo nuevas zonas de setos a dos niveles que, sin interferir en la seguridad vial ni la visibilidad de peatones y conductores, ayuden a separar mejor los espacios, creando barreras naturales a ambos lados del paseo. En distintas zonas, estos setos se complementarán con la plantación de rosales trepadores y otras especies de flores. En esta misma nota se pueden ver dos recreaciones realizadas para ilustrar la idea que se pretende plasmar. Finalmente, y también de forma paralela, se va a acometer una renovación de aquellos elementos de mobiliario urbano que estén deteriorados.

El Consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha mantenido esta mañana una reunión con distintos colectivos vecinales y ecologistas de Zaragoza para explicarles los trabajos antes de que éstos fueran presentados públicamente. Asimismo, ha informado previamente a los grupos políticos municipales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión