Zaragoza

La FABZ, en contra del proyecto del 'outlet' en Pikolin por dañar al comercio de proximidad

La asociación ha presentado alegaciones al proyecto de transformación de la factoría.

pikolín
pikolín
En vuelo

La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) ha presentado alegaciones al proyecto de transformación de la actual factoría de Pikolín de la carretera de Logroño en una gran superficie comercial de moda y restauración (Plan Especial del Sector H-61-5). La FABZ solicita que se paralice el citado proyecto por los gravísimos perjuicios que va a provocar en el comercio de proximidad de la ciudad consolidada y vulnerar lo preceptuado en el propio PGOU de la ciudad en relación a los usos de suelo urbano no consolidado.

Las alegaciones destacan que el PGOU, en su Memoria Expositiva, señala que “desde el punto de vista de la ordenación urbana, la actividad comercial interesa como elemento dinamizador de ciertas áreas o sectores de la ciudad ya consolidada. Máxime cuando el comercio es un ingrediente básico del modelo de ciudad europea compleja y multifuncional, que se asocia a un uso intenso de la calle y del espacio público por los ciudadanos como lugar de ocio y relación”.

Desde la FABZ señalan que la transformación pretendida de las instalaciones de Pikolín contribuirá al retroceso del pequeño comercio produciendo una vez más la caída de los precios de los locales comerciales en los barrios urbanos y la tendencia al vaciado de las plantas bajas, haciendo perder a las calles afectadas atractivo y apacibilidad.

En el mismo sentido las alegaciones presentadas por este colectivo recuerdan que el actual PGOU asume como criterios propios disuadir la aparición de nuevos centros comerciales y grandes superficies en el exterior de la ciudad, y por tanto mantener la actual dispersión de la actividad comercial entremezclada con la residencia, criterios que son vulnerados por el Plan Especial en su actual redacción.

En las alegaciones han recordado todos los espacios abiertos en los últimos años, "que en numerosas ocasiones, obedecen más a intereses especulativos de importantes y foráneos fondos de inversión que a las necesidades comerciales de la ciudad".  

Por todo ello, la FABZ pide que "se paralice el proceso de tramitación administrativa de aprobación definitiva del Plan Especial en tanto se elabora un nuevo documento ajustado a derecho para su posterior sometimiento a consideración ante Gerencia de Urbanismo de Zaragoza”.

Etiquetas