Despliega el menú
Zaragoza

Seis días sin teléfono ni internet, regreso al pasado para los 400 vecinos de Plenas y Moyuela

Los vecinos no pueden hacer pagos con tarjeta ni hacer uso del sistema de teleasistencia.

Plenas lleva seis días sin teléfono ni internet
Plenas lleva seis días sin teléfono ni internet

El cajero no funciona y Enrique lleva seis días amontonando papeles y apuntando a mano el dinero que da a cada uno de los vecinos de Moyuela. Es el responsable de la oficina bancaria del pueblo y lleva casi una semana sin internet y sin poder hacer trámite alguno en plena época de las declaraciones de la PAC.

La línea de teléfono fijo y de internet se cayó, según los vecinos, a las 11.15 del pasado miércoles y a última hora del lunes seguía sin funcionar en las casas y oficinas de Moyuela y de Plenas. Sus habitantes sienten que se han quedado paralizados.

Carmen es la farmacéutica de los dos pueblos y también amontona papeles. Sin internet no puede acceder a las recetas electrónicas para ver qué necesitan sus vecinos y de momento está adelantando medicamentos como puede y guardándose los precintos para cuando vuelva la red. "Un día o dos vale, pero llevamos una semana", protesta esta farmacéutica tras una mañana en la que ha atendido a casi una veintena de personas y no ha podido acceder a la receta de ninguna. "Así no podemos trabajar. Estamos fatal", insiste.

Tampoco da línea el teléfono del consultorio ni funcionan los botones de teleasistencia que llevan colgados del cuello al menos tres vecinos de Plenas y otros tantos de Moyuela. Los médicos no pueden consultar los historiales de los pacientes y menos expedir recetas porque todo el sistema está ya digitalizado.

Sin servicio de teleasistencia

La media de edad en los dos municipios supera los 60 años y Reyes, la teniente de alcalde de Plenas, tiene el móvil saturado de mensajes de hijos que le piden información sobre sus padres. "La gente mayor no tiene móvil y los hijos que están en Zaragoza no pueden comunicarse con sus padres".

Vicenta Ortín es una de estas hijas residentes en Zaragoza. Su madre está en Plenas y es usuaria del sistema de teleasistencia. En una situación normal, si le pasase algo, su madre podría pulsar el botón y recibir respuesta inmediata. Ahora sin línea de teléfono, a su hija le preocupa que no pueda comunicarse con nadie si le pasa algo por la noche.

Francisco, un vecino de 69 años de Moyuela define la situación como "tercermundista para la época en la que estamos". Ha dejado a deber el gasoil en la gasolinera porque los pagos con tarjeta requieren de conexión a internet. Tampoco ha podido hacer la declaración de la renta, que aún la tiene pendiente, ni tramitar la subvención de gasoil que quiere solicitar y además le preocupa no saber a qué teléfono llamar en caso de urgencia y que los médicos no puedan acceder a su historial.

Aislados y enfadados

La indignación es común en todos los vecinos y ninguno recuerda un corte tan largo del servicio. Se sienten "aislados", "incomunicados", "enfadados" y "preocupados" y han tomado la decisión de hacer reclamaciones a la compañía de teléfonos e incluso de emprender acciones legales. En Moyuela ya lo han denunciado y desde Plenas, su teniente de alcalde asegura que si hace falta hará fotocopias y ayudará a hacer reclamaciones individuales a todos los vecinos del pueblo. "No nos explican nada, no nos dicen el por qué y esto es una vergüenza. Si tenemos que ir a juicio iremos pero que se enteren de que aquí vive gente y de que nos tienen que garantizar el servicio porque lo pagamos igual", protesta indignada.

Desde la compañía de teléfonos aseguran que se está trabajando para solucionar el problema y explican que la línea se cayó debido a una tormenta que produjo fallos en tres puntos a la vez. El sábado los operarios consiguieron restablecer el servicio durante dos horas pero después volvió a caerse y la falta de internet afecta también a la localidad de Moneva. A última hora del lunes, Moyuela y Plenas seguían sin teléfono ni internet.

Etiquetas