Despliega el menú
Zaragoza

Más de veinte colegios superan los 30 grados dentro de clase

CGT denuncia que incumplen la ley (el máximo permitido es 27) y pide soluciones a la DGA.

El colegio La Estrella de Zaragoza, con ventilador, rozando los 30 grados, este lunes.
El colegio La Estrella de Zaragoza, con ventilador, rozando los 30 grados, este lunes.

Cuando Nines Garde, profesora de 4º de Primaria en el colegio La Estrella de Zaragoza, llegó ayer a su clase a las 8 de la mañana, el termómetro del aula ya marcaba 27,5 grados. Según la normativa, la temperatura debe estar entre los 17 y los 27 grados. Esta situación se repite a diario en numerosos colegios en los días más calurosos desde principios de mayo hasta final de curso, y en septiembre y octubre.

"Con este calor los niños están revolucionados, no atienden, no se pueden concentrar, no realizan las tareas con normalidad. Por la mañana la situación es regular, pero por las tardes ya es imposible dar clase. En octubre hizo mucho calor y fue horroroso. Me traje de casa un ventilador y un termómetro. Con el ventilador el calor se alivia un poco, pero sigue siendo muy difícil que los chicos atiendan. Hace unos días, de una sesión de Lengua de 1'5 horas sólo pude aprovechar 15 minutos. El colegio se ha planteado comprar ventiladores para otras aulas", cuenta Nines.

Al menos 20 colegios de la provincia de Zaragoza superan los 30 grados dentro de las clases, según un estudio realizado por CGT en las últimas semanas. CGT recuerda que estas temperaturas incumplen la normativa, y afectan tanto a los niños como a los profesores. El Real Decreto de 1997 por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo recoge que "la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 grados". La Ley de Protección Jurídica del Menor también señala que "las administraciones públicas tendrán particularmente en cuenta la adecuada regulación de los espacios en los que permanecen habitualmente niños en lo que se refiere a sus condiciones físico-ambientales".

"Una temperatura no adecuada puede producir numerosos catarros, molestias e incomodidad a los docentes, afectando a su bienestar, a la ejecución de las tareas y al rendimiento laboral. Unas condiciones inadecuadas son absolutamente incompatibles con la labor de enseñanza. Es evidente, y así lo certifican multitud de estudios, que variables como la climatización de los edificios escolares es relevante para la mayor o menor eficacia en el proceso de enseñanza-aprendizaje y para el análisis de los resultados académicos. La altas temperaturas suponen alteraciones de estados de ánimo que conllevan el agravamiento del cansancio, somnolencia y estrés", subraya el área de Enseñanza de CGT Zaragoza en un comunicado.

El sindicato ha comprobado que al menos 20 colegios e institutos de la provincia han superado los 30 grados en sus aulas, como Los Albares en La Puebla de Alfindén (llegó a los 34 grados en mayo); Tenerías (llegó a 33), Hermanos Marx, Valdespartera II, Miraflores, La Estrella, IES Azucarera o IES Pedro de Luna en Zaragoza; Val de Atalaya en María de Huerva; Gil Tarín en La Muela, e IES Juan de Lanuza de Borja. Y estima que hay muchos más afectados.

"Queremos denunciar que se incumple la ley y, sobre todo, pedir a la Administración que elabore un estudio sobre cómo pueden acondicionarse los centros. No puede ser que la solución sea que los profesores se lleven ventiladores de casa. Dependiendo de los centros la solución puede ser instalar equipos de aire acondicionado o poner toldos. CGT empezó a denunciar esta situación hace un par de años en Andalucía y la Junta está acondicionando poco a poco las aulas", afirma José Luis Ruiz, representante de Enseñanza de CGT Zaragoza.Extensión de la jornada continua

Las altas temperaturas afectan a la marcha de las clases, especialmente a última hora de la mañana y a primera de la tarde cuando aún es periodo de jornada partida. "Muchos de estos días en los que el termómetro se dispara por encima de los 30 grados, las temperaturas más altas se dan a partir de las 15.00, en la jornada de tarde. Por ello, CGT lleva años solicitando a la administración una extensión de la jornada continua en Infantil y Primaria durante parte de mayo y todo el mes de septiembre ampliando el horario para no perder horas lectivas. Pero esta petición nunca ha sido tenida en cuenta", señalan desde el sindicato.

Los niños de Infantil y Primaria terminarán las clases el viernes 19 de junio. El próximo curso escolar comenzará el 10 de septiembre y el periodo de jornada continua reducida será sólo hasta día 18, según el calendario escolar aprobado recientemente por el Departamento de Educación.

Etiquetas