Zaragoza
Suscríbete

El parque Delicias, infestado de 'graffitis' por todos sus rincones

Situado en el barrio del mismo nombre sufre lo que para unos es una enfermedad y otros un arte.

Parque Delicias de Zaragoza
Parque Delicias de Zaragoza
M. Ri.

El parque Delicias cumple veinte años. La zona ajardinada más grande del distrito de las Delicias cuenta con más de 93.000 metros cuadrados de superficie de los cuales gran parte están recubiertos de lo que para algunos es un arte y para otros, vandalismo: 'graffitis'.

Bancos, escaleras, carteles, puertas, ningún elemento del mobiliario urbano se salva. La única zona que se conserva limpia de este tipo de pintadas es el área destinada al recreo infantil.

Algunas zonas de parque que antaño se destinaron a la práctica del graffiti de forma autorizada, hoy están coloreados sin demasiada visión artística. Es el ejemplo de las columnas centrales del estanque principal del parque que alternan rectángulos pintados de azul con otras de blanco, sobre estos fondos han aparecido letras en azul y negro que no pertenecen a la obra inicial.

Una zona que en este caso, sí preserva tintes artísticos es uno de los dos campos de fútbol que hay en el parque, el que se encuentra entre las puertas de entrada de la calle de la Ciudadela. Topos de múltiples colores y siluetas humanas recubren las paredes que de una forma menos invasiva han podido resistir a los graffitis.

Entre declaraciones de amor, dibujos de dudoso gusto y firmas tan conocidas como la de Sope o Alien pasean jubilados que no parecen estar muy conformes con las creaciones urbanas del parque: “No me gusta pero no me queda otra que acostumbrarme”, se resigna Aurelia, vecina de la calle Barcelona que viene a pasear una hora todos los días.

Agustín es más radical: “La juventud no sabe lo que es el respeto”, espeta señalando con el bastón uno de los kioscos abandonados del parque sin entender cómo consiguen realizarlos con total impunidad y “sin romperse la cabeza”.

Por contra, Pablo, que solo tiene 16 años y disfruta de la mañana libre tras haber decidido secundar la huelga estudiantil se explaya: “A veces dibujo en las paredes o en portales, me gusta cómo quedan. Es más bonito que el cemento sin nada”."Es muy complicado mantenerlos limpios"

Desde la Asociación de Vecinos 'Manuel Viola' se muestran cautos a la hora de valorar el estado de los muros del parque, ya que consideran que “es muy complicado mantenerlos limpios”.

“Estamos a favor de los graffitis si se realizan con permiso y siempre y cuando los edificios históricos no sufran”, manifiesta Silvia Ortin, técnico de la asociación que opina que “una raya o una firma es suciedad”.

Ortin recuerda que durante las ediciones de las Fiesta del Pilar en que este recinto acogió el Parque de los Insectos se realizaron obras murales que “se respetaron durante largo periodos”.

Lamenta que uno de los emblemas del parque, las columnas del estanque, hayan perdido los característicos colores que precedieron al blanquiazul actual y valora que “no estaría mal que volviera a ser lo que eran”.Su origen: la movilización vecinal

El 25 de febrero el Parque Delicias cumplió dos décadas y los vecinos del barrio tienen previsto rendirle un homenaje coincidiendo con la festividad de San Juan.

La zona ajardinada tiene su origen en una protesta vecinal contra las más de 1.300 viviendas que se plantearon edificar en el las conocidas como Esquinas del Psiquiátrico. Con este proyecto se pretendía destruir los edificios del Psiquiátrico, así como desplazar el mismo fuera de la ciudad, aunque finalmente la fuerza vecinal consiguió la zona verde que reclamaba, eso sí, “más pequeña de lo deseado”, explica la Asociación.

Se rehabilitaron los edificios del parque, incluso uno de ellos se utilizó como centro de salud hasta la construcción del de Universitas en la calle Andrés Vicente. Actualmente el único edificio no rehabilitado es la capilla del antiguo psiquiátrico que se destina a almacenaje.

La incorporación más reciente a la vida del parque ha sido la del kiosco 'Terraza Experimental', situado junto a la entrada principal, la de Vía Universitas, que abrió hace algo más de un año y que desde marzo hasta otoño ofrece gran número de actividades.

Etiquetas