Zaragoza

Los expedientes por contratos a tiempo parcial fraudulentos se multiplican por diez en un año

La hostelería centra la mayoría de las denuncias de los inspectores de Empleo.

La hostelería, el sector con más fraudes en la contratación a tiempo parcial
E. P.

Pasar en el puesto de trabajo más horas de las estipuladas en el contrato es algo común para muchos trabajadores, especialmente en sectores como el de la hostelería. Se trata de una práctica que se ha extendido a lo largo de los últimos años y a la que la Inspección de trabajo pretende atajar a través de programas específicos de control.

Durante el pasado año se abrieron en la provincia de Zaragoza 568 expedientes por este motivo (frente a los 54 de 2013 y los 36 de un año antes), después de visitar diferentes centros de trabajo, especialmente empresas dedicadas a la construcción, servicios y la hostelería. Es este último el ámbito profesional donde se detectaron más fraudes, un total de 468, según se desprende de una respuesta parlamentaria a la diputada socialista Susana Sumelzo.

El control de la legalidad de los contratos a tiempo parcial es uno de los principales objetivos del Ministerio de Empleo en materia de inspección. De hecho, en diciembre de 2013 se aprobó un real decreto que obligaba a que la jornada de los trabajadores a tiempo parcial se registrara a diario, entregando además una copia al empleado, así como el recibo de los salarios y un resumen de la vida laboral, medida que ha servido de base para empezar a atajar esta práctica.

Según explican fuentes de la Inspección de empleo, "la mayor parte de los expedientes se abrieron a raíz de no haber cumplimentado los empresarios los formularios en los que se indican las horas trabajadas. Ese hecho puso en la pista a los inspectores que, como se ha visto, han detectado horas no pagadas o no declaradas".

"La jornada a tiempo parcial es una realidad cada vez más obligatoria en lugar de voluntaria. Antes, hacer una jornada reducida era sinónimo de pretender conciliar la vida laboral con la familiar, porque se tenían unas obligaciones que no te permitían cubrir una jornada completa. Pero durante la crisis hemos visto cómo esto ha cambiado y mucha gente que ha querido un trabajo 'normal' se ha visto obligada a aceptar uno a media jornada", critica José de las Morenas, secretario de Política Industrial y Salud Laboral de UGT Aragón.

De las Morenas lamenta las dos caras de este delito laboral: "En este marco de contratación en precario se da un doble fraude, ya que el trabajador con un contrato en origen de cuatro horas acaba haciendo ocho y cobrando la mitad y además esas horas no se cotizan a la Seguridad Social, repercutiendo en todo el sistema".

Desde UGT se apunta especialmente a "micropymes que no tienen una representación sindical que pueda hacer visible el problema" que, en palabras de De las Morenas, "es un exponente de la esclavitud del siglo XXI, y deja a las claras que sigue habiendo desaprensivos que se aprovechan de las circunstancias complicadas de algunas personas".

Indefinidos... a tiempo parcial

Una 'curiosa' tendencia del mercado laboral actual es el importante número de contratos que se están firmando de carácter indefinido... pero a tiempo parcial. A lo largo del mes pasado se registraron en toda España un total de 144.291 contratos indefinidos, de los que 62.331, casi la mitad, son tiempo parcial.

Desde CC. OO. critican que esta modalidad se ha disparado "hasta un 35% desde la última reforma laboral", mientras que los indefinidos a jornada completa "han caído un 1,5% desde 2012".

Etiquetas