Despliega el menú
Zaragoza

​Los pasos de cebra de la rotonda de Valdespartera, a la espera

Los vecinos piden mejorar la peatonalización en este punto de conexión entre el barrio y la Fuente de la Junquera.

La rotonda de Valdespartera que enlaza con la fuente de la Junquera y que carece de pasos de peatones
La rotonda de Valdespartera que enlaza con la fuente de la Junquera y que carece de pasos de peatones
M. M.

"Ahí la gente se la juega, pasa cuando están los coches parados en el semáforo pero no hay habilitado ningún paso de peatones". Parecía que el inicio de obras iba a ser inminente, pero las actuaciones de habilitación de pasos de cebra y acondicionamiento de la peatonalización de la rotonda entre Valdespartera y la Fuente de la Junquera será otro de los proyectos que quede en el cajón de la próxima corporación municipal.

"Es un punto muy transitado y la actuación permitiría la unión peatonal de las dos zonas del distrito; hay bastante gente que va de paseo hacia la zona verde de la Fuente de la Junquera y si hubiera pasos de cebra además se podría pasar con las bicis -dice Lorena, de la Asociación de Vecinos de Valdespartera-. Ahora hay que esperar a que el semáforo se ponga en rojo y pasas, pero no hay pasos de cebra".

La rotonda se encuentra en la N-330, en uno de los ejes de salida de la ciudad hacia el corredor del Huerva y la conexión con la Autovía Mudéjar, y conecta la Avenida de Casablanca del barrio de Valdespartera con el camino que lleva hacia la zona verde y el centro multiocio de la Fuente de la Junquera, por lo que son numerosos los ciudadanos a pie que pasan por este punto.

Pero además, "toda la gente de la Fuente de la Junquera va al mercado de Valdespartera y al Centro de Salud y no hay un paso natural entre las dos zonas", explica Leticia Crespo, concejala de distrito de la Junta de Casablanca. "Es una petición histórica de los vecinos y se solicitó la actuación tanto al Ayuntamiento como a Fomento, a quien también corresponde actuar en una parte".

Así, se contempla una actuación para la construcción de aceras, pasos de cebra y nueva semaforización, un proyecto que se tendrá que ejecutar de manera coordinada entre las áreas de Movilidad e Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza por un lado, y el Ministerio de Fomento por otro, al tener competencias en el vial.

Pese a que en la comisión de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza del pasado mes de marzo se apuntó el mes de abril como fecha prevista de inicio de obras, una modificación de carácter administrativo ha llevado a posponer el proyecto.

Desde Ayuntamiento de Zaragoza explicaron que "el compromiso de la ejecución se mantiene y la obra está contemplada", pero será a medio plazo y "englobado en una operación aceras de mucho más calado".

Etiquetas