Zaragoza

La fábrica de Pikolin se convertirá en un paseo comercial de tiendas 'outlet'

Las obras no comenzarían antes de 2017, cuando está previsto que la actividad productiva se traslade a Plaza.

Imagen de archivo de la fábrica Pikolín en la carretera de Logroño
HA

La fábrica de Pikolin de la carretera de Logroño se convertirá en un paseo comercial de tiendas ‘outlet’ con descuentos de entre el 30% y el 70%. Se trata de un formato extendido en grandes ciudades europeas conocido como ‘village’, y que en España cuenta con dos experiencias: La Roca Village (Barcelona) y Las Rozas Village (Madrid). El concepto consiste en crear una especie de pueblo de calles peatonales y de estética cuidada lleno de tiendas. Las firmas de moda venden sus productos muy rebajados, generalmente por tratarse de prendas de temporadas anteriores. En los dos casos citados, se trata mayoritariamente de marcas de lujo. En principio, la idea es que en Zaragoza se dirija a un sector más amplio de la población.

El proyecto, que se desmarca de los centros comerciales tradicionales, lo está impulsando Iberebro, sociedad patrimonial de la familia Soláns, propietaria de Pikolin. La compañía de colchones tiene previsto trasladar en 2017 su actividad productiva a las instalaciones de Plaza, donde ya fijó su almacén logístico. Según fuentes consultadas, el vacío que se creará dentro de dos años en la fábrica de la carretera de Logroño se cubrirá, al menos en parte, con un centro que se convertirá en un nuevo e importante foco de atracción comercial no solo para los vecinos de Zaragoza y Aragón, sino también para visitantes de las comunidades cercanas.

Aunque los plazos son amplios -las obras no podrán comenzar hasta que se traslade la fábrica-, los trámites ya han empezado. En la última gerencia de Urbanismo se aprobó de manera inicial un nuevo plan especial para el sector solicitado por Iberebro. El Gobierno de Zaragoza lo ha ratificado este martes. Su aprobación definitiva dependerá de que se cumplan una serie de prescripciones impuestas por los servicios técnicos municipales. Además, el expediente se someterá a información pública por si se quieren presentar alegaciones. Durante las próximas semanas está previsto que haya una presentación pública del proyecto.

La idea inicial es conservar y aprovechar parte de las instalaciones actuales. Por ejemplo, la emblemática torre de Pikolin y la estructura de hormigón que se levanta en su base. La torre, de hecho, podría tener importancia como elemento diferenciador e identificativo del ‘village’. Se trata de un emblema de la ciudad, diseñado por el arquitecto Ángel Colás, que se levantó en 1973 y que tiene 32 metros de altura.

En el Ayuntamiento ya se han analizado los accesos que necesitaría este espacio, la distribución de las calles, la red de saneamiento, el alumbrado público, las plantaciones, etc. Incluso, el expediente municipal incluye un estudio económico financiero de ejecución material de la urbanización, que se cifra en 6,6 millones de euros, IVA incluido. El plan especial que se está tramitando afecta a una superficie de 192.374 metros cuadrados, ubicada junto a la carretera de Logroño. Se fijan unas cesiones del 14,6% (28.10 metros cuadrados) para hacer nuevos viales, y del 5,4% (10.383 metros cuadrados) para zonas verdes. En ambos casos, el mantenimiento de estos espacios correrá a cuenta del promotor.

Competir con la venta en internet

Según fuentes del sector, Iberebro ha estudiado la demanda que tendría un espacio comercial de estas características en la capital aragonesa, y considera que tendrá una buena aceptación, vista las experiencias de Madrid y Barcelona. A pesar del gran incremento de la superficie comercial que ha experimentado Zaragoza, se trata de un concepto diferente que, según fuentes consultas, pretende competir precisamente contra los ‘village’ de estas dos ciudades, así como contra la venta de ropa por internet.

Aunque no estaría tan centrado en las firmas de lujo como en el caso de sus competidores, también se estudia instalar tiendas efímeras de este tipo de marcas. Además, este tipo de recintos comerciales cuentan con espacios dedicados al ocio y la restauración, diseñados con esmero para crear un ambiente lo más agradable posible.

Etiquetas