Zaragoza

Sale el empresario que se había atrincherado de una nave

El negociador ha entrado y ha logrado convencerle de que desistiera. El hombre ha salido por su propio pie y ha sido trasladado al Hospital Clínico.

Un empresario que va a ser desahuciado se atrinchera en una nave de Figueruelas

El empresario de origen rumano que se había atrincherado en una nave industrial de Figueruelas ha salido a las 12.05 por su propio pie después de que el negociador de la Guardia Civil haya entrado para convencerle de que desistiera. El hombre, vestido con una camiseta azul, ha abandonado el local con tranquilidad, acompañado por el negociador y cinco agentes de la Policía Judicial, y ha sido trasladado en ambulancia al hospital Clínico de Zaragoza para evaluar su estado de salud.

El negociador de la Guardia Civil había entrado alrededor de las 12.00 en la nave de Figueruelas en la que estaba atrincherado Ioan Danut, quien amenazaba con suicidarse para intentar hablar con él cara a cara y convencerle de que salga. 

Poco antes, la comisión judicial encargada de ejecutar el desahucio del empresario atrincherado la tarde del martes en una nave industrial de Figueruelas había anunciado la decidisión de suspenderlo. Los miembros de la comisión, acompañados por un abogado de la empresa propietaria del local, han tomado esta decisión tras dialogar con los efectivos de la Guardia Civil que durante toda la noche han custodiado la zona. Al polígono de Figueruelas también ha acudido el cónsul de Rumanía en Zaragoza, Alexandru Ioan Steriu.

El empresario se atrincheró este martes por la tarde, antes de las 19.00, en una nave industrial en el polígono Entrerríos de la localidad zaragozana de Figueruelas, y ha estado unas 18 horas encerrado. El hombre ha pasado toda la noche en la nave, acordonada por la Guardia Civil, y los esfuerzos del negociador han sido, hasta ahora, infructuosos, según informan fuentes de este cuerpo.

Se trata de un hombre de nacionalidad rumana, propietario de una empresa de quesos, que aseguraba que iba a ser desahuciado y amenazaba con suicidarse. El empresario tiene deudas con el propietario de la nave por el alquiler de la misma, y solicitaba que le permitieran seguir desarrollando su actividad en la misma o que le devuelvan parte del dinero que ha invertido en las instalaciones, según ha podido saber Heraldo de Aragón. El empresario, según aseguraba, estaba subido a unos bidones con la cuerda en el cuello por si los agentes decidían entrar a la nave.

El atrincherado advertía a media tarde del martes que tenía en su poder varias bombonas de butano. Al parecer, el empresario envió a un amigo una foto a través de Whatsapp con una cuerda alrededor del cuello con la que habría anunciado su intención de ahorcarse. La imagen habría llegado a manos de su mujer y, al parecer, fue su familia la que alertó a la Guardia Civil, encargada después del operativo.

Hasta la zona se desplazaron Bomberos de Tarazona y Tauste, además de bomberos voluntarios desde Grisén, y una ambulancia. El alcalde de Figueruelas, Luis Bertol, explicó que el hombre no es conocido en el municipio zaragozano y no reside en la localidad.

Etiquetas