Despliega el menú
Zaragoza

Arte y música jóvenes en el espacio El Túnel del Oliver

Este espacio multidisciplinar busca promocionar, además, la cultura musical y por eso dispone de 14 salas de ensayo, un estudio de grabación y una sala de conciertos.

El muro exterior de El Túnel es una zona de grafiti libre
Arte y música jóvenes en el espacio El Túnel del Oliver
H.A.

Se trata de un espacio absolutamente novedoso a nivel nacional, tal y como cuenta su responsable Francisco González cuando detalla que el Centro de Arte para Jóvenes El Túnel aprovechó una antigua infraestructura industrial, concretamente un túnel ferroviario, para albergar un equipamiento cultural público.

En este contexto, el Túnel, que se inauguró a principios del año 2010, "ofrece los recursos para necesarios para que los jóvenes de Zaragoza puedan llevar a cabo sus disciplinas artísticas", como define González. Aunque si por algo se caracteriza este espacio multidisciplinar es por el énfasis que pone en promocionar la cultura musical y así lo constatan las 14 salas de ensayo, el estudio de grabación y la sala de conciertos que hacen las delicias de muchos grupos de rock y pop, así como de músicos solistas o aficionados al canto que encuentran en estas instalaciones el lugar ideal para cultivar sus aficiones al máximo nivel.

Los usuarios, de muy diverso perfil, coinciden en afirmar que estos espacios se alquilan a un precio muy asequible, además de estar perfectamente equipados, desde el punto de vista tecnológico, en caso de que se necesite. Aseguran que sería imposible encontrar locales con las mismas prestaciones a un precio inferior.

La relación entre El Túnel y los jóvenes de Zaragoza es estrecha. De hecho, el equipamiento municipal integra la casa de juventud del barrio Oliver, además de encontrarse a disposición del servicio de voluntariado del Ayuntamiento de Zaragoza, a través de las casas de juventud restantes y de los programas de integración escolar.

Todos ellos pueden apoyarse en las instalaciones de El Túnel a la hora de organizar una exposición, un taller o un curso de formación, gracias a otras salas de uso polivalente y a un espacio acondicionado específicamente para exposiciones.

Muy característico es el muro exterior, considerado una zona de grafiti libre para albergar las obras de distintos artistas plásticos. Su funcionamiento se basa en adjudicar los espacios por cuatro meses, periodo durante el cual se pueden realizar varios trabajos si se quiere.

Ir al suplemento Zaragoza es futuro

Etiquetas