Zaragoza
Suscríbete

Los jóvenes regresaban de la fiesta de quintos de Fabara

El suceso se produjo en un tramo curvo de la carretera, aunque con buena visibilidad.

Los dos turismos siniestrados fueron retirados a las naves de Grúas Caspe
Los jóvenes regresaban de la fiesta de quintos de Fabara
Guillermo Mestre

El Bajo Aragón se despertó este sábado con la terrible noticia de la muerte de tres jóvenes y de las graves lesiones sufridas por otros tres en un accidente de tráfico ocurrido de madrugada en el término de Maella. Cinco de ellos, vecinos de la cercana localidad de Batea, situada en la comarca tarraconense de Terra Alta, viajaban en un Renault Clío. El sexto, natural de Maella, iba solo en un Citroën C4. Por causas que por el momento se desconocen y que la Guardia Civil está investigando, uno de los dos turismos invadió el carril contrario y chocó frontalmente con el otro. El impacto fue tan violento que los equipos de limpieza llegaron a recoger después los restos de los coches a más de 40 metros del punto de la colisión.

El accidente se produjo poco antes de las cinco de la mañana en el kilómetro 38 de la carretera comarcal A-1411, que une Maella con Fabara. Precisamente los seis implicados habían estado pasando la noche en esta última localidad, celebrando la llamada fiesta de los quintos, la cual tiene mucha fama en la zona y congrega a gente joven de todos los pueblos próximos, tal y como recordó ayer el alcalde maellense, Jesús Zenón Gil.

Al parecer, el conductor del Citroën C4, Sergio Tarragó Llop, de 27 años, había dejado la fiesta para llevar a un amigo a Maella y regresaba de nuevo a Fabara para seguir un rato más. En el trayecto se cruzó con el Renault Clío, en el que viajaban las jóvenes Ingrid Grau y Ariadna Majó, que resultaron muertas, y los chicos G. F. M., A. D. F. y E. A V., que sufrieron lesiones de gravedad. Los cinco, de edades comprendidas entre los 19 y 20 años, regresaban ya a casa cuando sufrieron el percance.

Uno de los varones permaneció consciente tras el choque y fue él quien avisó a los servicios de emergencia. Los tres supervivientes fueron trasladados al hospital de Alcañiz con pronóstico grave y a lo largo de la mañana dos fueron evacuados en helicóptero al hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde permanecen ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos. Su pronóstico es estable, dentro de la gravedad, mientras que los médicos califican de reservado el pronóstico del joven que sigue siendo atendido en el hospital de Alcañiz.

El accidente se produjo en un tramo curvo de la carretera, aunque de buena visibilidad y sin complicaciones, que está limitado con una línea continua. El alcalde de Maella explicó que esta vía comarcal está en buen estado y es frecuentemente usada por los vecinos puesto que desde que fue arreglada supuso una importante mejora en las comunicaciones y los trayectos que antes costaban una hora ahora se hacen «en cinco minutos».

El suceso causó consternación en las localidades natales de las víctimas. Jesús Zenón Gil se mostró muy afectado por lo sucedido: «Ha sido una desgracia muy grande que sentimos en el municipio –que ha decretado tres días de luto– y en toda la comarca. Solo puedo decir que toda la corporación de Maella lamenta lo ocurrido y envía un abrazo fuerte a las familias», dijo. El edil visitó por la mañana a los padres de Sergio Tarragó, los cuales estaban lógicamente destrozados por la perdida de su único hijo, un joven muy conocido en el pueblo que ha sido enterrado este domingo a las 9.00.

Por su parte, la localidad de Batea decretó dos días de luto oficial. Esta tarde se celebrará el funeral por Ingrid y Ariadna, la primera azafata de vuelo y la segunda, universitaria en Barcelona.Diez muertos en las carreteras aragonesas en 2015

Diez personas han perdido la vida en las carreteras aragonesas en lo que va de año, tres menos que en el mismo periodo de tiempo de 2014. 

El accidente registrado en Maella obligó a movilizar a distintos servicios de emergencia. Los heridos fueron rescatados de los vehículos por los Bomberos de Caspe y trasladados por ambulancias del 061 a Alcañiz. Contaron con el apoyo de la agrupación de Protección Civil Bajo Aragón-Caspe, así como agentes de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil y del destacamento de Tráfico de Alfajarín, que están investigando las causas del siniestro.

Etiquetas