Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Movimiento Social Republicano se desvincula del concierto neonazi de Las Fuentes

"Frente a las injurias recibidas en referencia a los hechos acontecidos este fin de semana".

El Movimiento Social Republicano (MSR) se ha desvinculado del concierto neonazi celebrado el sábado por la noche en Zaragoza, tras el que fueron detenidas trece personas por los altercados que se produjeron a su salida, en los que, según fuentes de la Policía Nacional, resultaron heridos cinco agentes.

El concierto era de música RAC (Rock Agains Capitalism) y, según informaron ayer fuentes de la Policía estuvo organizado por personas vinculadas al MSR -Movimiento Social Republicano- y no contaba con la correspondiente autorización de la administración competente.

Este movimiento y su Delegación de Zaragoza "frente a las injurias recibidas en referencia a los hechos acontecidos este fin de semana", ha precisado que esta organización "es un movimiento político transversal, y por supuesto, legal, el cual no organiza conciertos ni festivales de ningún tipo de música, ni en el Hogar Social Zaragoza ni en ningún otro lugar".

Ha recordado que en su día ya se desvincularon tanto del concierto celebrado en la sede del Hogar Social, como del propio Hogar Social, que, según han asegurado "son organizaciones independientes la una de la otra", aunque sí puede haber "afiliados que con carácter personal colaboran con ambos proyectos, siempre desde el ámbito personal, y nunca con el nombre de la otra organización".

Este movimiento ha afirmado que su único cometido es la ayuda social para las familias españolas que se encuentran en grave situación de desamparo económico.

El concierto se celebró el sábado por la noche, en un edificio de la calle Compromiso de Caspe 83 sin incidentes, según informaron ayer fuentes de la Policía Nacional.

El problema surgió, según dichas fuentes, cuando a la salida del concierto, hacia las doce menos cuarto aproximadamente, un grupo de unas 150 personas de ideología contraria a los neonazis, que no habían asistido al concierto, provistos de palos, patatas con clavos, piedras y adoquines se abalanzaron contra agentes de Policía, que se encontraban en el exterior del inmueble.

Como consecuencia de esas agresiones, resultaron heridos cinco policías, uno de ellos de consideración, dañados cinco vehículos particulares y varios policiales.

Etiquetas